Mujeres sauditas son rastreadas electrónicamente cuando van a cruzar la frontera

La tecnología al servicio de una mentalidad retrógrada. ¡Es el colmo!

No les bastó con prohibirles conducir o viajar sin autorización, ni con reprimir su belleza envolviéndolas en calurosas sábanas negras, hoy las mujeres sauditas deben soportar una nueva medida de control, un sistema electrónico instaurado por las autoridades que advierte a sus familias, cuando ellas salen del país.

Desde la semana pasada, el "guardián" de la mujer saudita -padre, esposo, hermano o tutor- recibe en su teléfono un mensaje de texto informándole que la mujer que se encuentra bajo su guardia legal, franqueó las fronteras del reino, incluso,  aunque esté viajando en su compañía.

Manal al Sherif, ícono de la lucha por el derecho de la mujer a conducir, envió esta información en Twitter, luego de ser alertada por su compañero. Su esposo, que viajaba junto a ella, recibió un mensaje de texto de los servicios de emigración, informándole que su esposa "partió del aeropuerto internacional de Riad".

La novelista y editorialista Badriya al Bishr expone que "las autoridades utilizan la tecnología para vigilar a las mujeres", denunciando "el estado de esclavitud en el cual se mantiene a la mujer saudita".

Como muchos deben saber, las mujeres tampoco pueden salir del reino sin una autorización de su "guardián", el que puede ser incluso su propio hijo -en el caso de ser una viuda o de una divorciada-, y deben presentar en el aeropuerto o en las fronteras una autorización firmada por su "tutor".

"Es la tecnología al servicio de una mentalidad retrógrada. Ellos quieren tener a las mujeres prisioneras", afirmó Badriya al Bishr, quien ha denunciado ya en sus novelas el estado de servidumbre de las sauditas, considerando que "el gobierno debería ocuparse de las mujeres sometidas a la violencia familiar".

Y para aquellos que fundamentan estos actos sexistas como parte de "una cultura"en la que no se debe intervenir, probablemente no sabrán que el rey Abdalá concedió el derecho de voto a las mujeres a partir de las elecciones municipales de 2015, además de suavizar la inquisidora presión de la policía religiosa, que persigue a las mujeres que no están cubiertas por un velo y a las parejas que no están casadas. Es decir, las expresiones misóginas sí se pueden erradicar.

Según la militante liberal Suad al Shamari, "el establishment religioso" presiona para mantener las restricciones sobre las mujeres, que son "tratadas como menores toda su vida, aunque ocupen puestos elevados", agregando  que "no puede haber verdaderas reformas en Arabia Saudita sin cambiar el estatuto de la mujer y otorgarle la igualdad con los hombres".

Y a ti ¿Qué te parece que la tecnología sea utilizada como un servicio para incrementar la represión femenina en Arabia Saudita?

Fuente: AFP

powered byDisqus