MX: La seguridad del metro para las mujeres

Algunas historias escalofriantes sobre transporte público.

En la ciudad de México, el metro es conocido como uno de los sistemas de transporte público más seguros que existen, en definitiva el más rápido para cruzar toda la ciudad, pero también de los más congestionados de todos.

Mientras es muy cierto, es uno de los transportes más seguros que existen en la ciudad, y además de los más baratos también, existen algunos puntos a recordar para viajar en metro.

El primero es conoce tu ruta. Si vas a un lugar que no conoces, y piensas llegar en Metro, infórmate bien sobre la estación a la que debes llegar y el sentido al que tienes que ir. Esto es clave para evitar contratiempos o tener que bajarte en una estación que no es la tuya. Esto no es escalofriante, pero puedes perder mucho tiempo yendo en sentido equivocado.

Lo segundo es conoce la estación a la que vas. Aunque la mayor parte de las estaciones de metro son seguras y se encuentran vigiladas, es complicado mantener la seguridad en las horas pico. Hay algunas estaciones del metro que tienen problemas de seguridad, por lo que considera bajarte en una anterior o la siguiente. Ten cuidado sobre todo si vas a las estaciones: Pino Suarez, Pantitlán, Hidalgo, Indios Verdes, Guerrero, Martín Carrera, Cuatro Caminos, Tasqueña, Lagunilla y Chabacanos. Aunque son poco frecuentes, si hay casos de pequeños asaltos dentro de las estaciones del metro, en especial en las mencionadas.

Lo tercero es elige bien el lugar al entrar al tren. Si vas a estar en el tren durante varias estaciones, lo mejor es irte más al centro y alejarte lo más posible de la puerta. Esto por varias razones:

la primera es que hay un constante movimiento de gente, que en las horas pico se amontona en las puertas de manera impresionante. La segunda es que al ser mujer, puedes ser víctima de algún tipo de acoso debido al poco espacio personal que hay en este punto en horas pico. La tercera razón, es que es una zona de conflicto. Ya que la gente intenta subir sin dejar bajar y bajar sin dejar subir, como si esta fuera una lucha, nunca faltan los graciosos que pueden llevar este conflicto hasta a los golpes.

Una vez me pasó que el metro iba muy lleno y pasamos por una estación donde había muchísima gente en espera. Y sucedió que los que subían no dejaban bajar y viceversa. Y dos hombres empezaron a empujarse y a pelearse como si fuera el conflicto existencial de sus vidas (subir y bajar). No sólo no dejaban que las puertas del metro se cerraran, sino que ponían en riesgo de recibir un golpe injustificado a todos los que estábamos alrededor. Alguien los hizo volver a la realidad gritando: "¡EH! ¡Tenemos prisa!"

Por último, una medida de seguridad y comodidad para usar cualquier tipo de transporte público es la siguiente: trata de llevar zapatos cómodos y un bolso de tamaño moderado. No se imaginan lo difícil que es luchar por salir cuando traen un bolso grande y tacones. ¡No se lo recomiendo a nadie!

Ojalá con estas recomendaciones, su transporte en el metro sea un poco mejor. Aunque tengas auto, puede ser que un día necesites usarlo y es mejor conocer un poco más.

powered byDisqus