MX: Recomendaciones para el Buen Fin

Lo que aprendimos el año pasado, lo que podemos esperar y lo que debemos evitar

Este fin de semana se llevará a cabo la segunda edición del Buen Fin, una estrategia mercadológica que busca incentivar el consumo de bienes entre los mexicanos a través de descuentos y facilidades de pago. Si bien se aleja mucho del "Black Friday" estadounidense aunque, de alguna forma, así quisieron compararlo en un inicio, lo cierto es que este fin de semana de descuentos tiene muchas cosas positivas así como un lúgubre lado oscuro.

Por eso, hablemos un poco del Buen Fin para sacarle jugo como se debe.

Lo que aprendimos el año pasado

  • Difícilmente encontrarás descuentos reales del 60% como muchas tiendas aseguran. Al menos no en artículos que no sean de hace dos o tres temporadas, así que no te dejes enganchar por los anuncios engañosos.
  • Sí, hay descuentos, pero más que nada los minoristas ofrecen facilidades de pago. O sea que el Buen Fin "favorece más" a quienes tienen tarjeta de crédito, mientras quienes planean pagar en efectivo pueden aspirar a un 10% de descuento.
  • Las tiendas estarán abarrotadas, con o sin buenos descuentos. Así que si lo tuyo no es la gente, mantente alejada de las plazas comerciales porque las cosas se asemejan a la estampida de Jumanji ahí adentro.

Lo que debemos procurar este año

  • ¿Cuánto puedo/quiero gastar? Fíjate un presupuesto o un máximo para no excederte. Piensa detenidamente cuánta es tu capacidad de endeudamiento y si vale la pena. No queremos que firmes todo con los ojos cerrados y luego pases la Navidad sufriendo todo lo que vas a tener que pagar los siguientes 48 meses.
  • Una vez hecho este presupuesto, puedes aprovechar utilizar la tarjeta como método de pago pero sin olvidar que, cha-cha-cha-chán, todo lo tienes que pagar después. Este tipo de eventos y ofertas son buenos para ayudarte a generar un buen historial crediticio si lo manejas bien.
  • Haz una lista de artículos que quisieras comprar. Si tienes familia, discútelo con ellos, de tal forma de que no se gaste de más ni se comprometan las otras responsabilidades económicas del hogar.
  • Si tienes tiempo y ya sabes qué quieres comprar, date una vuelta por los establecimientos ANTES del Buen Fin y apunta su precio. Ya durante el fin de semana de ofertas podrás comparar cuáles sí tienen un descuento real y descartar aquellos que no.
  • Utiliza las redes sociales para estar al tanto de promociones al momento ;)

Y, por favor, ¡atenta con lo que compras! A veces las promociones nos ganan y llegamos a casa con una blusa tye-dye de arcoiris con incrustaciones de plata y la cara de Bon Jovi en la espalda sólo porque tenía el 70% de descuento. Le pasó a la amiga de una amiga.

powered byDisqus