Para la sociedad, "puta" es una mujer que actúa como hombre

Ya, por favor, pásemos a la siguiente página de la historia y dejemos los complejos e ideas tontas atrás

Este tema no se gasta porque todos los días algo nuevo nos recuerda lo lejos que estamos de vivir en una sociedad que acepte, sin juzgar, que hombres y mujeres somos diferentes, pero también somos iguales.

Una amiga vive en casa de sus padres y tiene dos hermanos. Ellos tienen la libertad de andar por la vida libremente, su padre les celebra las borracheras y conquistas de una noche e, incluso, los alienta a que sean Don Juan de profesión porque "macho que se respeta tiene a más de una mujer planchándole la ropa". Ugh.

Mientras tanto, ella tiene que seguir yendo al cine con "chaperón", no la dejan salir hasta tarde normalmente y cuando tiene novio es aún peor, porque tiene que llegar a casa antes de medianoche (como si las cosas a las que le temen los papas mochos sólo pasaran después de las 12...)

Recientemente ella comenzó a salir con un nuevo muchachito, bastante agradable, y el papá frenó en seco sus intentos de conocer al chico: Le dijo que cortó con su anterior novio hace muy poco (¿1 año, 1 año y medio?) y que está muy mal visto por la sociedad que las niñas bien pasen de una relación a otra así como si nada y que él no iba a permitir que su hija tuviera fama de puta.

Válgame. Para este señor (y para muchos más, tristemente) está bien que sus hijos anden como sementales desbocados, pero no, su hijita ni siquiera puede ir al cine con un hombre porque le tiene miedo al qué dirán.

Lo más triste es que, aunque ella es la que más ha sufrido el doble estándar de su papá, poco a poco se ha ido creyendo que todo lo que le dice es verdad. Que un hombre es el que domina en la casa, que está bien que ellos coqueteen y que la mujer, si no quiere que se le vaya el marido, tiene que hacer circo, maroma y teatro para mantenerlo entretenido.

Aún peor es que esta historia no sea una entre mil, sino un común denominador en la sociedad mexicana. Para mucho, "puta"  es una mujer que actúa como hombre, es decir, "en plena libertad" de su vida y sexualidad.

Ya me imagino qué opinaría este señor de mí si supiera cuántos novios he tenido (¡puta!) y que no necesito llamar a un hombre para cambiar un neumático desinflado (¡marimacha!)...

powered byDisqus