Reduce tu abdomen de un modo natural con estos consejos

Sigue estos tips y consigue una figura linda y saludable.

La grasa que se acumula en el abdomen es la más nociva para la salud porque eleva el riesgo de sufrir enfermedades metabólicas, como la diabetes tipo 2, y cardiovasculares.

Por lo que si quieres mejorar tu salud y presumir de un vientre más plano, que no se te pasen por alto estos consejos.

  • Zumo Natural de Tomate

Si tienes una digestión lenta o sufres de estreñimiento un zumo de tomates como aperitivo te hará sentir muy bien, ya que además de acelerar el proceso digestivo y el tránsito intestinal, reducirá el apetito y, si le añades tabasco, contribuirá en la quema de calorías.

A la hora de almuerzo complementa tu alimentación con una sopa depurativa de apio y cebolla, la que ayudará a asumir tu apetito con más control. En muy pocos días te sentirás más esbelta y ágil.

  • Té Rojo o Pu-her

Una de las hierbas más eficaces a la hora de reducir la grasa del abdomen es el té rojo o el té pu-her. Consúmelo entre horas unas dos o tres tazas al día.

  • Granizados de Lima o Limón

Los granizados naturales que se preparan con zumo de lima o de limón (dos de las frutas con menos calorías), agua mineral, hielo picado y edulcorantes artificiales, ayudan a cuidar la línea cuando se toman en sustitución de helados y cócteles con alcohol. La vitamina C de estas frutas te ayudará, por otro lado, a lucir un vientre más firme, ya que fortalece las fibras tensoras de la piel. Además te ayudará a resfrescarte.

  • Levadura de Cerveza

Como te contamos en el artículo "Tres sopas ideales para prepararse para el verano", la levadura como aderezo permitirá reducir tu apetito, pero además tomar un suplemento con levadura de cerveza con germen de trigo distraerá a tu organismo, cuando éste comience a reclamar azúcar, debido a la falta de cromo, magnesio y vitaminas del grupo B.

Naturalmente, estos consejos alcanzarán mejores resultados si los complementas con una rutina de 50 abdominales tres veces por semana, sólo para empezar.

powered byDisqus