“Aprovecha este tiempo, y preocúpate por ti”.


Anteriormente en mi primera publicación, comenté un poco sobre lo que pasaba en mi vida tormentosa, digo, amorosa; Y luego de una semana, las cosas han cambiado un poco, más bien, bastante.

Los primeros días sin ella fueron horribles, para que estamos con cosas, el solo hecho de imaginarla con otra persona me hacia fatal, lo único que hacía por las noches era darme vueltas en la cama y aumentar la presión en mi cabeza y corazón. Hasta que una (sagrada) noche una gran amiga me recomienda lo siguiente: “aprovecha este tiempo, y preocúpate por ti”. Tomé el consejo y así comenzaron a partir mis días.

Muy temprano por la mañana me alistaba para ir al gimnasio, un desayuno sano y muchos ejercicios para luego ir por un almuerzo aun más nutritivo, llegar a la U ponerme al día con mis materias, y luego para terminar la noche actualizar más de alguna cosa pendiente del trabajo. También me preocupe de algunos detalles algo femeninos, que más de alguna vez dejamos de lado, incluso me arreglé el pelo.

Conocí a alguien, bueno, ya la conocía pero no más allá de un “hola y chao”, ella realmente con leer y escuchar lo que a veces amigos no se atrevían a preguntar, me ayudó mucho, me acompañó en momentos que realmente me sentía mal y eso lo agradezco infinitamente, claramente también espero haber sido una ayuda para ella.

Con todo esto me estaba sintiendo fantástico,  estaba creando una nueva vida donde yo estaba en primer lugar, cosa que siempre debió ser así.

Ella claramente seguía en mi cabeza, pero como lo que era realmente, la mujer que yo amaba, no como “la que me pidió tiempo para ser más libre y disfrutar su juventud”; Es un gran titulo que gracias a Dior se redujo. Incluso decidí eliminarla de mi celular considerando que nunca me lo aprendí, así, no la tendría a mano para llamarla o mandarle un mensaje mamón a media noche de “Que duermas bien, te amo”.

Las cosas seguían marchando bien y de repente pasó lo que menos esperaba, me buscó. Nos juntamos durante 3 minutos la noche del jueves de esa semana, en esos 3 minutos me abrazó y agregó un te amo: ¿Qué piensas tu?, al menos yo quede vuelta loca por dentro, intentando entender el por qué lo hizo.

Durante esos días nos vimos en constantes momentos así, hasta que en uno de ellos nos encontramos en mi pieza abrazadas, pensando que nada ha pasado y que seguimos tan bien como el primer día.

Tengo claro que ella sigue en su camino, buscando aclarar un poco más su cabeza y yo, sigo aquí en mi cama preparando el día de mañana con mucho deporte y comida sana (sí, es un cambio que mantendré por un largo tiempo). Siento que estoy mejorando como persona, preocupándome por cosas que había dejado de lado. Ella necesitaba un tiempo, y en el fondo, yo también.

Hoy la amo más que ayer, y dije que la esperaría por muy “hueón” que a alguien le parezca, pero, tengo claro que si ella decidió apartarse por un tiempo, no era porque había dejado de amarme. Me lo dijo, y más allá de eso, me lo demuestra con hechos.

No sé cuando se vaya a terminar esta espera, pero cual sea el tiempo que pase, ustedes estarán informados de esta historia que al parecer, no tiene indicios de terminar.

Keeping sharing simple...
0
Keeping sharing simple...
0

Sobre el autor

Soy una abogado en proceso, bohemia y encargada de que muchos aprendan a disfrutar de la noche con buena música y quizás un buen trago. Estoy de novia con mi homosexualidad y no tengo problemas en compartirla. En twitter soy @iamcamiila.

Hace años que se viene hablando de las grandes empresas transnacionales que subcontratan fábricas en países con gran riesgo social ya que de esta manera abaratan costos. El grave problema es que las segundas también tienen el mismo objetivo y para esto tienen paupérrimas condiciones laborales, sus trabajadores a diario se encuentran sometidos a tratos esclavizantes e incluso emplean a niños y los explotan. De acuerdo a la cifra entregada por Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay más de 168 millones de niños trabajando, especialmente en la industria de la moda.

937d028bcef0956664fd9609f4a49f3e

Sin embargo, existe una organización sin fines neozelandesa llamada "Child Labor Free" que nació con el objetivo de crear una etiqueta ética la cual acredite que las empresas que la usen no están relacionadas al trabajo infantil en ninguno de los procesos de producción de sus productos. Claro que para esto, la empresa debe someterse a la auditoría independiente de la consultora Ernst & Young. Michelle Pratt es la directora general y fundadora de Child Labor Free y declara que el trabajo de protección a los niños en la industria de la moda se encuentra en paralelo al de los productos con etiqueta "cruelty free" en la fabricación de cosméticos.

libre-de-esclavitud-infantil

"Child Labor Free" cuenta con el apoyo de UNICEF y ya tiene un prototipo de la etiqueta que será presentada en la próxima semana de la moda de Nueva Zelanda.

Caso GAP y Victoria’s Secret

[caption id="attachment_523820" align="aligncenter" width="660"]Child Labor In China Niña China trabajando en el algodón.[/caption] Existen diversos casos al rededor del mundo. Un ejemplo es el de GAP que en 2007 se convirtió en un gran escándalo tras conocerse la investigación del Sunday Observer que reveló que la marca usaba niños para hacer camisetas para niños. ¿Irónico no? También muy conocida es la historia de lo ocurrido con Victoria’s Secret en 2008, la compañía de lencería más famosa del mundo lanzó una campaña publicitaria asegurando que el algodón usado estaba libre de pesticidas y provenía de tratos justos. El asunto es que un año después Bloomberg News publicó una historia que rompería el corazón de millones de fanáticos de Victoria’s Secret en todo el mundo. El medio especializado en economía, informó que en la recolección de este algodón se usaba a varios niños ya que sus manos eran más pequeñas y rápidas, mucho más eficientes para este trabajo. Además, hubo una historia que particularmente la mayoría recuerda y es la de una niña de 13 años que era obligada a trabajar por su padre adoptivo. Ella debía hacer los surcos donde luego se plantaba el algodón y además estaba en pésimas condiciones alimenticias.

Comentarios

comentarios

Relacionados

Hace años que se viene hablando de las grandes empresas transnacionales que subcontratan fábricas en países con gran riesgo social ya que de esta manera abaratan costos. El grave problema es que las segundas también tienen el mismo objetivo y para esto tienen paupérrimas condiciones laborales, sus trabajadores a diario se encuentran sometidos a tratos esclavizantes e incluso emplean a niños y los explotan. De acuerdo a la cifra entregada por Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay más de 168 millones de niños trabajando, especialmente en la industria de la moda.

937d028bcef0956664fd9609f4a49f3e

Sin embargo, existe una organización sin fines neozelandesa llamada "Child Labor Free" que nació con el objetivo de crear una etiqueta ética la cual acredite que las empresas que la usen no están relacionadas al trabajo infantil en ninguno de los procesos de producción de sus productos. Claro que para esto, la empresa debe someterse a la auditoría independiente de la consultora Ernst & Young. Michelle Pratt es la directora general y fundadora de Child Labor Free y declara que el trabajo de protección a los niños en la industria de la moda se encuentra en paralelo al de los productos con etiqueta "cruelty free" en la fabricación de cosméticos.

libre-de-esclavitud-infantil

"Child Labor Free" cuenta con el apoyo de UNICEF y ya tiene un prototipo de la etiqueta que será presentada en la próxima semana de la moda de Nueva Zelanda.

Caso GAP y Victoria’s Secret

[caption id="attachment_523820" align="aligncenter" width="660"]Child Labor In China Niña China trabajando en el algodón.[/caption] Existen diversos casos al rededor del mundo. Un ejemplo es el de GAP que en 2007 se convirtió en un gran escándalo tras conocerse la investigación del Sunday Observer que reveló que la marca usaba niños para hacer camisetas para niños. ¿Irónico no? También muy conocida es la historia de lo ocurrido con Victoria’s Secret en 2008, la compañía de lencería más famosa del mundo lanzó una campaña publicitaria asegurando que el algodón usado estaba libre de pesticidas y provenía de tratos justos. El asunto es que un año después Bloomberg News publicó una historia que rompería el corazón de millones de fanáticos de Victoria’s Secret en todo el mundo. El medio especializado en economía, informó que en la recolección de este algodón se usaba a varios niños ya que sus manos eran más pequeñas y rápidas, mucho más eficientes para este trabajo. Además, hubo una historia que particularmente la mayoría recuerda y es la de una niña de 13 años que era obligada a trabajar por su padre adoptivo. Ella debía hacer los surcos donde luego se plantaba el algodón y además estaba en pésimas condiciones alimenticias.
Hace años que se viene hablando de las grandes empresas transnacionales que subcontratan fábricas en países con gran riesgo social ya que de esta manera abaratan costos. El grave problema es que las segundas también tienen el mismo objetivo y para esto tienen paupérrimas condiciones laborales, sus trabajadores a diario se encuentran sometidos a tratos esclavizantes e incluso emplean a niños y los explotan. De acuerdo a la cifra entregada por Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay más de 168 millones de niños trabajando, especialmente en la industria de la moda.

937d028bcef0956664fd9609f4a49f3e

Sin embargo, existe una organización sin fines neozelandesa llamada "Child Labor Free" que nació con el objetivo de crear una etiqueta ética la cual acredite que las empresas que la usen no están relacionadas al trabajo infantil en ninguno de los procesos de producción de sus productos. Claro que para esto, la empresa debe someterse a la auditoría independiente de la consultora Ernst & Young. Michelle Pratt es la directora general y fundadora de Child Labor Free y declara que el trabajo de protección a los niños en la industria de la moda se encuentra en paralelo al de los productos con etiqueta "cruelty free" en la fabricación de cosméticos.

libre-de-esclavitud-infantil

"Child Labor Free" cuenta con el apoyo de UNICEF y ya tiene un prototipo de la etiqueta que será presentada en la próxima semana de la moda de Nueva Zelanda.

Caso GAP y Victoria’s Secret

[caption id="attachment_523820" align="aligncenter" width="660"]Child Labor In China Niña China trabajando en el algodón.[/caption] Existen diversos casos al rededor del mundo. Un ejemplo es el de GAP que en 2007 se convirtió en un gran escándalo tras conocerse la investigación del Sunday Observer que reveló que la marca usaba niños para hacer camisetas para niños. ¿Irónico no? También muy conocida es la historia de lo ocurrido con Victoria’s Secret en 2008, la compañía de lencería más famosa del mundo lanzó una campaña publicitaria asegurando que el algodón usado estaba libre de pesticidas y provenía de tratos justos. El asunto es que un año después Bloomberg News publicó una historia que rompería el corazón de millones de fanáticos de Victoria’s Secret en todo el mundo. El medio especializado en economía, informó que en la recolección de este algodón se usaba a varios niños ya que sus manos eran más pequeñas y rápidas, mucho más eficientes para este trabajo. Además, hubo una historia que particularmente la mayoría recuerda y es la de una niña de 13 años que era obligada a trabajar por su padre adoptivo. Ella debía hacer los surcos donde luego se plantaba el algodón y además estaba en pésimas condiciones alimenticias.