13 cosas que quiero para el 2013

De deseos, propósitos, metas y mi granito de arena para lograrlos.

Yo y las metas no nos llevamos muy bien. Si me propongo ponerme a dieta, fallo. Si me propongo controlar mis horribles muletillas al hablar (como el "goei/güey/wey" que muchos mexicanos usamos), parece que mi verdadera intención es crear frases con la menor cantidad de sentido inyectándoles una cada 2 palabras.

Por eso, en lugar de pensar en propósitos personales, esta vez prefiero hacer una lista de las cosas que me gustaría que cambien/cambiar e idear una manera para contribuir con ello. Estas son las 13 cosas que quiero para el año nuevo y estoy segura que no soy la única:

  1. No más discriminación. De ningún tipo: Sexual, por clase social, aspecto, religión, género... lo que sea. Ya basta de noticias terribles y abusos. Y, créanlo o no, creo que la discriminación está muy arraigada en la manera en la que nos expresamos de los demás, incluso si es de broma.
  2. Menos Kim Kardashian y más Camila Vallejo. En nuestros días, es mucho más fácil que alguien sepa cuál es la última revista en la que salió Kim K que el último movimiento social en el que estuvo involucrado algún joven activista; como si saber qué bolsa de diseñador utilizó una socialité millonaria fuese a cambiar este mundo del que tanto nos quejamos. Propongo involucrarnos más y consumir menos contenido basura; las siguientes generaciones nos lo agradecerán.
  3. Un estilo de vida menos desechable. Ni los platos, ni las personas, ni la ropa (entre muchas otras cosas) deberían ser cosas que solo se puedan usar una sola vez. Para evitar tener que cambiarlas o desecharlas, cuidar las cosas que tenemos como si solo tuviésemos una es la clave; ya sean materiales o relaciones personales.
  4. Más bicicleta y menos coche. Mea culpa. Vivo en un lugar tan caliente que a veces es inconcebible ir a algún lugar en cualquier otro medio de transporte que no sea un coche con el A/C al máximo. Pero no más, de ahora en adelante trataré de cuidar al medio ambiente (¡y mi cartera!) usando más la bicicleta o el transporte público.
  5. Recordar que invertir en una misma es un gasto necesario. Pagarse el gimnasio, un par de tenis nuevos para hacer ejercicio, la terapia y las visitas al doctor no es un lujo. Repito, no es un lujo. 
  6. Lograr que al menos las mujeres más cercanas a mí aprendan a autoexaminarse los senos. Sí, es algo incómodo, pero la batalla contra el cáncer no podía ser algo fácil. Después de haber experimentado de cerca, muy cerca, esta enfermedad, me queda claro que lo menos que podemos hacer es estar conscientes de que está en nuestras manos detectar este terrible padecimiento a tiempo.
  7. Menos One Direction. Esta es una lista de deseos después de todo, ¿no?
  8. Nunca dejar de aprender. Qué bonito sería si en lugar de sentarnos horas detrás de un monitor o pantalla nos esforzáramos en aprender algo nuevo cada día, semana o mes... No tiene que ser algo complicado o desgastante; ¿por qué no invertir un poquito de nuestro tiempo en averiguar cómo hacer un huerto en casa? O una nueva receta de galletas o brownies. Lo que sea, siempre y cuando nunca dejemos en último lugar nuestro crecimiento personal e intelectual.
  9. Encontrarle casa al menos a un perro o gato de albergue. Lo siento, este deseo no podía quedar afuera porque cada vez me es más difícil ignorar el gran problema de la sobrepoblación y explotación de animales en el mundo y eso simplemente se está agregando al peso kármico que tenemos como humanidad. Si no puedes darle o buscarle hogar a un animal desamparado, al menos trata de no contribuir en actividades o espectáculos que utilicen su sufrimiento para generar dinero.
  10. Dejar ir todo lo que me hace daño. Uff, aunque los hábitos viejos sean inquilinos difíciles de desalojar.
  11. Retomar escribir en mi diario personal. Ninguna actualización de Twitter ni Facebook es permanente; y las memorias en papel sí pueden durar toda una vida.
  12. Un viaje poco planeado y austero a algún lugar dentro de mi país. Ya basta de soñar con la Torre Eiffel y el Times Square cuando hay tanta belleza y grandeza en mi propia tierra.
  13. A Ryan Gosling. Pero bueno, también me conformo con un muchachito que disfrute del helado de limón y las películas serie B.
Y tú, ¿qué quieres para el año nuevo?
powered byDisqus