Al fin una campaña antiviolación que no culpa a las mujeres

Miren y aprendan, responsables de campañas antiviolación del mundo

¿Cuántas campañas antiviolación han recomendado no usar minifaldas para reducir el número de ataques sexuales? Porque, claro, es más fácil echarle la culpa a la minifalda que al verdadero responsable...

Pero Canadá está comenzando a dar el ejemplo con una nueva campaña que al fin deja de pasarle la bolita a la "irresponsabilidad" de las mujeres que ingieren bebidas alcohólicas o usan ropa provocativa. Sí. Suenan los coros celestiales porque al fin a alguien se le ocurrió que no somos nosotras las que provocamos los abusos; por más obvio que eso pueda sonar.

Lo mejor de todo es que no exponen a los abusadores como sujetos misteriosos que acechan desde un rincón para salir al ataque en el momento menos esperado. Toman situaciones que normalmente se podrían "confundir" para recordarles que sin consentimiento explícito, no tiene por qué haber sexo.

Si ella no quiere (¡por la razón que sea!), si está dormida o desmayada por haber bebido de más (hey, a todos les pasa alguna vez en la vida), el hecho de que no pueda hacer nada contra ti, ni decirte que te detengas no significa que tienes permiso para hacer con su cuerpo lo que quieras. Recuérdenlo bien, hombres del mundo. No sean ese tipo de muchachos.

Aplausos de pie al ayuntamiento de Edmonton, Alberta, por dejar atrás la idea tonta de que es sólo responsabilidad de las mujeres -evitar- que las violen o ataquen.

 

powered byDisqus