Cinco preguntas que jamás debes hacerle a un gay

¿Quién es el hombre y quién la mujer en la relación?

Las frases típicas en YouTube son la sensación. Por ahí incluso vi uno de las 42 frases típicas de un gay pero hecho en forma demasiado burda y básica como para comentarlo acá.

Me causó mucha más risa otro video con 5 preguntas que jamás debes hacerle a un gay. Simplemente por ser preguntas lateras. Eso sí debo decir que depende de quien las haga, porque mis amigas heterosexuales con quienes nos contamos todo, muchas veces me hacen este tipo de interrogantes pero al final lo tomamos con humor. Y la verdad disfruto con la cara de curiosidad con la que me ponen atención.

Bueno estas son las cinco preguntas que jamás nunca en tu vida debes hacer a un gay, y a las que responderé bajo mi punto de vista más allá del video:

1.- ¿Quién es el hombre y quién la mujer en la relación?

La respuesta políticamente correcta es decir “somos iguales, es una relación entre hombres”. Sin embargo, y dejando de lado a los señores que adoran actuar como hembras en la cama, todos sabemos que en la dinámica sexual hay alguien que da y otro que recibe por lo que desde esa perspectiva sería posible en alguna medida hacer una extrapolación a las relaciones heterosexuales. La diferencia está en que para muchos gay el rol es variable dependiendo de factores como el compañero sexual, el ánimo, etc. Y digo muchos porque no son todos los gay iguales, hay varios que se declaran %100 activos. Basta darse una vuelta por los sitios de citas y encuentros sexuales para darse cuenta que de esos ya casi no se encuentra.

2.- Si eres gay, ¿quiere decir que te gusto? (no aplica a las féminas)

Esta pregunta tiene que ver única y exclusivamente de la inseguridad del hombre heterosexual y la teoría de la “homosexualidad latente”.  Quédense tranquilos amigos hétero, que nos gusten los hombres no significa que nos gusten TODOS los hombres. Como cualquier persona tenemos nuestros gustos y preferencias. Y sí, a veces nos pueden gustar los hétero pero de ahí a que nos queramos embarcar con cualquiera, no señor.

3.- ¿Cuándo decidiste ser gay?

Es la pregunta que me resulta más incomprensible. Primero porque ser homosexual no es una decisión, es una orientación. Lo único que se puede decidir acá es si uno se queda dentro o fuera del closet, pero eso es otra cosa.

4.- ¿Y te da miedo el SIDA?

En relación a este tema tenemos que comprometernos con educar. El SIDA es un estado de crisis de salud ocasionado por el VIH, que es el virus de transmisión sexual que se adquiere cuando incurrimos en conductas de riesgo, además de otras formas de contagio por supuesto. Y lo más importante, no tiene nada que ver con la orientación sexual.  Puede afectar a hombres y mujeres, gay o heterosexuales por igual.

5.- ¿Cómo sabes que eres gay si nunca te has acostado con una mujer?

¿Es posible explicar lo que le pasa a uno cuando ve un bello trasero masculino versus el de una mujer? No necesito acostarme con una señorita para confirmar o desestimar mi orientación sexual y saber que enciende mis pasiones. Deberíamos responder con la pregunta de vuelta: ¿cómo estás seguro de que eres hetero si nunca has probado con alguien de tu mismo sexo?

Por último un consejo personal: que de sus bocas nunca salgan frases como “que valiente eres”, o “te admiro”. El vivir la vida como creemos que seremos más felices no nos hace ni más valientes ni más valorables. Simplemente somos personas como cualquier otra tratando de encontrar nuestro camino y ser felices.

 

powered byDisqus