La semana pasada estuve lesionada luego de una larga sesión de “amor”, así que acá les traigo algunos consejos para que no les pase a ustedes.


He vuelto, después de mi último artículo –“Esos hombres que no respetan a las mujeres liberales sexualmente”– me puse a pensar en lo que me había ocurrido y luego de leer todos esos comentarios de parte de hombres y mujeres sobre mí diciendo que soy una “cualquiera”, “maraca”, “fácil”, “suelta de culo”, etc, etc, etc; debo decir que declaro tener todo el derecho de tener sexo con quien yo quiera y al mismo tiempo exigir fehacientemente que se me respete. No por disfrutar de los orgasmos alguien tiene ningún tipo de derecho sobre mí ni mi cuerpo sin mi expresa autorización. Dicho esto, continuaré con lo que me convoca en esta nueva oportunidad.

La semana pasada estuve lesionada luego de una larga sesión de “amor” -un regalo para los conservadores que me leen y disfrutan en silencio del buen sexo-. Un intenso calambre me dejó con una pierna dolorida durante días, me costaba sentarme y, para qué decir, pararme de la silla. El dolor era intenso y constante.

Puede que esté un poco fuera de training porque me he dedicado principalmente a trabajar, entonces llego tan cansada a casa que no me dan ganas de recibir a ningún amante en mi casa. Pero hice una excepción con un jovencito que hace un par de años me visita porque se tituló de la universidad y nos debíamos la celebración.

Obviamente, un joven de 23 años -mis favoritos- tiene una energía que en una mujer de 30 puede causar los mejores orgasmos y también lesiones. Ya no soy la misma de antes. :(

Luego de varias cervezas, piscolas y juegos eróticos -con pluma incluida- comenzamos la sesión y en pleno orgasmo me dio un tirón en la pierna que no dejó de doler durante todo el encuentro. A los dos días otro de mis amantes me llamó para que nos juntáramos y lamentablemente tuve que rechazarlo por culpa de la lesión. Así que chicas y chicos, para que esto no les pase y puedan disfrutar todos sus encuentros sexuales les dejo cinco consejos para evitar calambres en la cama…

Beber líquidos: Es muy importante que en su vida diaria esté contemplado el beber líquidos ya que en muchos casos los calambres en las piernas de deben a la deshidratación. Ojo las bebidas alcohólicas y las que contengan cafeína no cuentan.

Magnesio: Consumir alimentos con este elemento es muy recomendable algunos de ellos son por ejemplo los dátiles. Estos son los que más magnesio brindan y se pueden comprar en tiendas de frutos secos, son los frutos de las palmeras. También son buenos los pescados como el halibut o fletán bien cocido, porotos de soja, espinaca -natual y cocida-, cereales con fribra, entre otros.

Relájate: Sé que cuando estás en pleno acto sexual cuesta pensar fríamente, sin embargo, si estás en medio de una de las posiciones complicadas como flor de loto, escorpión, cangrejo, suspendida en el aire, indra, molino de viento o lo que sea y te viene el calambre en la pierna; lo que debes hacer es respirar profundo, el poder de tu mente será buenísimo para controlar la tensión y te ayudara a recuperar la posición con lentitud.

Pre-calentamiento: Por favor con esto no me refiero a la popular previa que conta de unos tragos, besos y grado ‘2’ sino a la preparación física antes de comenzar la rutina sexual. Si ya están pasado a segunda base, dile al chico o la chica que te espere un minuto, pones música ad hock y te vas al baño o donde sea a realizar un pequeño estiramiento de las piernas. Puedes comenzar rotando en círculo los tobillos, luego unas elongaciones de manera suave y relajada para no lesionarse antes de tiempo. Esto te tomará un par de minutos pero te ayudará a tener una larga e intensa sesión de sexo.

¡Suerte y que lo disfruten! ¡Grrrrr!

Keeping sharing simple...
231
Keeping sharing simple...
231

Sobre el autor

Soy joven, freelancer, bonita, feliz. Me gusta la vida nocturna de la ciudad, juntarme con las amigas a hacer locuras. Me gusta amar y dejarme querer, sin compromisos ni plazos. No tengo prejuicio alguno, no tengo pelos en la lengua. Mucho cuidado conmigo.

Hace años que se viene hablando de las grandes empresas transnacionales que subcontratan fábricas en países con gran riesgo social ya que de esta manera abaratan costos. El grave problema es que las segundas también tienen el mismo objetivo y para esto tienen paupérrimas condiciones laborales, sus trabajadores a diario se encuentran sometidos a tratos esclavizantes e incluso emplean a niños y los explotan. De acuerdo a la cifra entregada por Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay más de 168 millones de niños trabajando, especialmente en la industria de la moda.

937d028bcef0956664fd9609f4a49f3e

Sin embargo, existe una organización sin fines neozelandesa llamada "Child Labor Free" que nació con el objetivo de crear una etiqueta ética la cual acredite que las empresas que la usen no están relacionadas al trabajo infantil en ninguno de los procesos de producción de sus productos. Claro que para esto, la empresa debe someterse a la auditoría independiente de la consultora Ernst & Young. Michelle Pratt es la directora general y fundadora de Child Labor Free y declara que el trabajo de protección a los niños en la industria de la moda se encuentra en paralelo al de los productos con etiqueta "cruelty free" en la fabricación de cosméticos.

libre-de-esclavitud-infantil

"Child Labor Free" cuenta con el apoyo de UNICEF y ya tiene un prototipo de la etiqueta que será presentada en la próxima semana de la moda de Nueva Zelanda.

Caso GAP y Victoria’s Secret

[caption id="attachment_523820" align="aligncenter" width="660"]Child Labor In China Niña China trabajando en el algodón.[/caption] Existen diversos casos al rededor del mundo. Un ejemplo es el de GAP que en 2007 se convirtió en un gran escándalo tras conocerse la investigación del Sunday Observer que reveló que la marca usaba niños para hacer camisetas para niños. ¿Irónico no? También muy conocida es la historia de lo ocurrido con Victoria’s Secret en 2008, la compañía de lencería más famosa del mundo lanzó una campaña publicitaria asegurando que el algodón usado estaba libre de pesticidas y provenía de tratos justos. El asunto es que un año después Bloomberg News publicó una historia que rompería el corazón de millones de fanáticos de Victoria’s Secret en todo el mundo. El medio especializado en economía, informó que en la recolección de este algodón se usaba a varios niños ya que sus manos eran más pequeñas y rápidas, mucho más eficientes para este trabajo. Además, hubo una historia que particularmente la mayoría recuerda y es la de una niña de 13 años que era obligada a trabajar por su padre adoptivo. Ella debía hacer los surcos donde luego se plantaba el algodón y además estaba en pésimas condiciones alimenticias.

Comentarios

comentarios

Relacionados

Hace años que se viene hablando de las grandes empresas transnacionales que subcontratan fábricas en países con gran riesgo social ya que de esta manera abaratan costos. El grave problema es que las segundas también tienen el mismo objetivo y para esto tienen paupérrimas condiciones laborales, sus trabajadores a diario se encuentran sometidos a tratos esclavizantes e incluso emplean a niños y los explotan. De acuerdo a la cifra entregada por Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay más de 168 millones de niños trabajando, especialmente en la industria de la moda.

937d028bcef0956664fd9609f4a49f3e

Sin embargo, existe una organización sin fines neozelandesa llamada "Child Labor Free" que nació con el objetivo de crear una etiqueta ética la cual acredite que las empresas que la usen no están relacionadas al trabajo infantil en ninguno de los procesos de producción de sus productos. Claro que para esto, la empresa debe someterse a la auditoría independiente de la consultora Ernst & Young. Michelle Pratt es la directora general y fundadora de Child Labor Free y declara que el trabajo de protección a los niños en la industria de la moda se encuentra en paralelo al de los productos con etiqueta "cruelty free" en la fabricación de cosméticos.

libre-de-esclavitud-infantil

"Child Labor Free" cuenta con el apoyo de UNICEF y ya tiene un prototipo de la etiqueta que será presentada en la próxima semana de la moda de Nueva Zelanda.

Caso GAP y Victoria’s Secret

[caption id="attachment_523820" align="aligncenter" width="660"]Child Labor In China Niña China trabajando en el algodón.[/caption] Existen diversos casos al rededor del mundo. Un ejemplo es el de GAP que en 2007 se convirtió en un gran escándalo tras conocerse la investigación del Sunday Observer que reveló que la marca usaba niños para hacer camisetas para niños. ¿Irónico no? También muy conocida es la historia de lo ocurrido con Victoria’s Secret en 2008, la compañía de lencería más famosa del mundo lanzó una campaña publicitaria asegurando que el algodón usado estaba libre de pesticidas y provenía de tratos justos. El asunto es que un año después Bloomberg News publicó una historia que rompería el corazón de millones de fanáticos de Victoria’s Secret en todo el mundo. El medio especializado en economía, informó que en la recolección de este algodón se usaba a varios niños ya que sus manos eran más pequeñas y rápidas, mucho más eficientes para este trabajo. Además, hubo una historia que particularmente la mayoría recuerda y es la de una niña de 13 años que era obligada a trabajar por su padre adoptivo. Ella debía hacer los surcos donde luego se plantaba el algodón y además estaba en pésimas condiciones alimenticias.
Hace años que se viene hablando de las grandes empresas transnacionales que subcontratan fábricas en países con gran riesgo social ya que de esta manera abaratan costos. El grave problema es que las segundas también tienen el mismo objetivo y para esto tienen paupérrimas condiciones laborales, sus trabajadores a diario se encuentran sometidos a tratos esclavizantes e incluso emplean a niños y los explotan. De acuerdo a la cifra entregada por Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay más de 168 millones de niños trabajando, especialmente en la industria de la moda.

937d028bcef0956664fd9609f4a49f3e

Sin embargo, existe una organización sin fines neozelandesa llamada "Child Labor Free" que nació con el objetivo de crear una etiqueta ética la cual acredite que las empresas que la usen no están relacionadas al trabajo infantil en ninguno de los procesos de producción de sus productos. Claro que para esto, la empresa debe someterse a la auditoría independiente de la consultora Ernst & Young. Michelle Pratt es la directora general y fundadora de Child Labor Free y declara que el trabajo de protección a los niños en la industria de la moda se encuentra en paralelo al de los productos con etiqueta "cruelty free" en la fabricación de cosméticos.

libre-de-esclavitud-infantil

"Child Labor Free" cuenta con el apoyo de UNICEF y ya tiene un prototipo de la etiqueta que será presentada en la próxima semana de la moda de Nueva Zelanda.

Caso GAP y Victoria’s Secret

[caption id="attachment_523820" align="aligncenter" width="660"]Child Labor In China Niña China trabajando en el algodón.[/caption] Existen diversos casos al rededor del mundo. Un ejemplo es el de GAP que en 2007 se convirtió en un gran escándalo tras conocerse la investigación del Sunday Observer que reveló que la marca usaba niños para hacer camisetas para niños. ¿Irónico no? También muy conocida es la historia de lo ocurrido con Victoria’s Secret en 2008, la compañía de lencería más famosa del mundo lanzó una campaña publicitaria asegurando que el algodón usado estaba libre de pesticidas y provenía de tratos justos. El asunto es que un año después Bloomberg News publicó una historia que rompería el corazón de millones de fanáticos de Victoria’s Secret en todo el mundo. El medio especializado en economía, informó que en la recolección de este algodón se usaba a varios niños ya que sus manos eran más pequeñas y rápidas, mucho más eficientes para este trabajo. Además, hubo una historia que particularmente la mayoría recuerda y es la de una niña de 13 años que era obligada a trabajar por su padre adoptivo. Ella debía hacer los surcos donde luego se plantaba el algodón y además estaba en pésimas condiciones alimenticias.