El horror: Mujeres se amputan el dedo meñique para lucir sus tacones

¡Lo que sea con tal de usar unos Louboutins!

De la moda, lo que te acomoda... y si de plano no te acomoda, ¿te cortas el dedo? ¡Glup!

Cuando un par de zapatos de plano no me queda o es demasiado incómodo como para caminar una persona normal, creo que lo más sensato es volver a dejarlos en el aparador y reconocer que aunque sean muy bonitos, no son para mí.

Pero, aparentemente, mi manera de pensar es muy pesimista comparada con la de ciertas mujeres estadounidenses que han encontrado la solución para los tacones incómodos o muy estrechos: Amputarse el dedo meñique.

Aunque este tipo de operación o modificación puede tener implicaciones serias pues puede provocar exceso de presión en el resto del pie, mujeres como Susan Deming aseguran que el procedimiento las ha beneficiado:

“A menos que hayas estado allí, no puedas encontrar zapatos y sientas mucho dolor, no puedes juzgarnos. Yo tenía callos y todo de problemas con mi pie izquierdo y finalmente ha sido una solución”, expresó.

Entiendo que con problemas como los juanetes, callos, pie plano y otros padecimientos, algunos zapatos pueden ser insoportables pero, ¿amputarse el dedo para que dejen de lastimarte los tacones? ¡No, gracias!

Además, según la Asociación Americana de Podología Médica, muchos de estos problemas que sufren cerca del 87% de las mujeres, son provocados por los mismos tacones insufriblemente altos, lo que quiere decir que nosotras mismas hacemos que crezca la cruz que cargamos. El colmo, ¿no creen? ¿O de verdad todavía aplica la frase "la belleza cuesta"?

Fuente: Sexenio

powered byDisqus