Lo difícil que es últimamente encontrar marido

Últimamente me he dado cuenta de algo que antes quizás no veía porque estaba en pareja o porque simplemente no estaba interesado en entablar ninguna relación seria y duradera. Pero ahora que estoy empapado del mundo de la soltería gay, al menos mucho más que antes,  me sorprendió encontrarme con una suerte de convención tácita de la que no siempre se habla. Amigos y conocidos concuerdan en lo difícil que es últimamente encontrar marido y lo aburrido de no tener pareja.

Antes pensaba que los períodos largos de soltería existían solamente por voluntad propia o por mala suerte, y también creía que solamente las mujeres heterosexuales eran las complicadas en los temas sentimentales y amorosos. ¡Craso error!.

Ahora bien, para el “por qué” de esta situación no tengo respuesta. Ni media idea. Puede ser un asunto generacional, porque a decir verdad no me imagino a un adolescente pensando en encontrar un compañero para proyectarse. Quizás tenga un origen mas bien social, en el que existe esa presión por tener una pareja que además de atractiva, sea inteligente, masculino, se vea bien, tenga un buen trabajo y buena situación económica. Porque hay que decirlo, el mundo gay está ahogado en arribismo.

¿Será que la Sirenita y esas películas de Disney también causaron estragos en nosotros cuando éramos solo unos pequeños infantes de sensibilidad especial?. Al menos para mí la imagen de un príncipe azul siempre existirá. En mi cabeza claro está, porque soy de esos que piensa que la perfección es imposible, aunque debo admitir que tengo buena suerte y siempre algo bueno me trae la noche.

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde. Y también dicen que mientras más buscas, menos encuentras. Mi premisa es pasarlo bien, cásense y divórciense las veces que sea necesario. La vida está llena de sorpresas como para hacer de ella algo desabrido y sin alegrías.

 

Mister Dirk.

powered byDisqus