MX: Virgen de Guadalupe y sus símbolos prehispánicos

Ok, este post no es uno religioso, sino uno de admiración hacia la simbología utilizada en la imagen de la virgen.

Hoy es 12 de diciembre, día en que muchos mexicanos peregrinan al cerro del Tepeyac para saludar a la virgen de Guadalupe. Incluso se le llevan mañanitas y se hacen misas especiales. Hace casi 500 años, en 1531, comenzaron las apariciones de la Virgen a un humilde indígena llamado Juan Diego, a quien le pidió hablara con el obispo para que le construyera un templo en ese mismo cerro.

Juan Diego realizó varios intentos antes de que el obispo le hiciera caso, ya que no le creía. En prueba, la Virgen le dijo a Juan Diego que cortara unas hermosas rosas de Castilla, que en esa época no existían en la Nueva España, en su ayate como prueba. Al llevarlas y descubrir el mismo ayate, quedó estampada la imagen milagrosa.

Ok, este post no es uno religioso, sino uno de admiración hacia la simbología utilizada en la imagen de la virgen de Guadalupe. Más allá de ser creyentes o no, de pensar si la virgen de Guadalupe fuera un invento o una pintura que alguien fuera a hacer en algún punto, y respeto ambas opiniones, creo que el uso de los elementos simbológicos de las culturas prehispánicas es sorprendente.

Y digo, supongamos que alguien pintara este cuadro. Sabemos bien que los españoles que llegaron a la Nueva España no eran los más tolerantes del mundo ni los más interesados en conocer la cultura azteca. O cualquier cultura con la que se encontraron en esa época, es bien conocido que quemaron casi todos los códices y papiros que encontraron a su paso. Por lo que de haber sido pintada por una persona, el conocimiento cultural que se necesitaba de los aztecas debía ser muy exacto y profundo.

La simbología utilizada fue tal, que en sólo 7 años después de la aparición de la virgen, ocho millones de indígenas se convirtieron al catolicismo.

Así que, les explicamos rápidamente la simbología.

El sol La Virgen está rodeada de un halo muy brillante que simboliza el sol, que era un dios para los antiguos nahuas. Y no era cualquier dios, era uno tan importante que le ofrecían el corazón de las víctimas del sacrificio humano de forma diaria para que el sol continuara su ciclo.

A través de este símbolo, los descendientes de los aztecas comprendían que el sol no era un dios y que podían liberarse del sacrificio humano.

La media luna negra La virgen está pisando una luna, que es un ideograma con el que se simbolizaba a Quetzálcoatl, la divinidad azteca más importante. Este hecho se interpretaba como que ella era más poderosa.

La cinta negra y las mangas con piel de conejo Esta cinta es la que usaban las mujeres aztecas cuando estaban embarazadas. En el cuello y las mangas, la virgen tiene piel blanca de conejo, algo que también distiguía a las mujeres en cinta para que no tuvieran frío.

Luce una sola joya Un broche dorado con una cruz negra. La misma cruz negra que viera la Princesa Papantzin en el ángel y en los barcos de Hernán Cortés. Esto simbolizaba que la virgen, Hernán Cortés y los misioneros profesaban la misma fe.

Mestiza
Los rasgos de la Virgen no son ni de indígena o española enteramente. Ella tiene la tez morena clara de una mestiza. Lo que simbolizaba que había surgido de la combinación de ambas culturas.

Estos son los rasgos más sobresalientes de la virgen, sin embargo, para los incrédulos contemporáneos, hace unos años se descubrió que en sus pupilas de sólo 8mm de diámetro, hay rostros de figuras humanas. Identificadas como las personas que estaban presentes en el momento que Juan Diego revelara su ayate.

powered byDisqus