MX: Cada vez más jovencitas dejan el aula de clases por estar embarazadas

En México, 37 de cada mil jóvenes entre los 12 y 19 años se embarazan, según demuestra la última Ensanut.

Tiene sentido que se culpe a la administración anterior por la ineficacia del Programa Salud Sexual y Reproductiva en Adolescentes, ya que según muestra la nueva Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2012, entre 2005 y 2011 los embarazos entre adolescentes aumentaron de 30 a 37 casos por cada mil mujeres.

En los últimos doce años, las jovencitas entre los 12 y 19 años de edad que han sido atentidas por embarazo en instituciones públicas se incrementó en un 10%, sin embargo el verdadero salto se da en este último sexenio, pues del año 2000 al 2006 pasó de 64.7% a 65.2% en total,  para alcanzar un alarmante 74.4% en 2012. Y, desafortunadamente, la mayoría abandona sus estudios por dedicarse al cuidado de sus hijos.

La encuesta también revela que muchas más jovencitas inician su vida sexual a una edad más temprana, concretamente un  23%, en contraste con un 15% en 2006. Eso nos deja preguntando entonces, ¿dónde están los esfuerzos del gobierno por frenar el fenómeno?

La Ensalut sugiere que “Este incremento resalta la relevancia de las acciones de promoción de la salud sexual entre los adolescentes, en particular lo que se refiere a las relaciones sexuales protegidas. Es importante señalar que ante la caída de la fecundidad general, el aporte relativo que hacen las adolescentes a la fecundidad total es cada vez mayor y este fenómeno adquiere, por tanto, mayor importancia”.

Especialistas nacionales e internacionales sugieren que ante este incremento y la necesidad imperante de frenar los embarazos juveniles no deseados,  la educación sexual y la equidad de género sea una asignatura específica impartida en todas las escuelas de gobierno. Además, proponen ampliar los servicios de salud dirigidos a los adolescentes y jóvenes en comunidades marginadas, evitando así que prevalezca la desinformación y los anticonceptivos estén al alcance de todos.

Ahora, ¿estarán de acuerdo los padres con que sus hijos reciban orientación sexual que incluya el uso de anticonceptivos o se opondrán a ello? Espero, por el bien del país, que sea lo primero.

Fuente: Diario.mx

powered byDisqus