CL: ¿Qué le pasa a Evelyn Matthei?

FOTO: Hans Scott / Agencia Uno

Sabemos que nuestra ministra del trabajo es una mujer temperamental, en varias oportunidades ha tenido roces con diversos personajes de la política nacional.

Sabemos que nuestra ministra del trabajo es una mujer temperamental, en varias oportunidades ha tenido roces con diversos personajes de la política nacional.

Basta con recordar las salidas de madre que Evelyn Matthei ha tenido en varias oportunidades como la de octubre recién pasado en el congreso cuando les dijo a los diputados que eran unos "huevones de mierda" o lo que pasó hace unas semanas en el aeropuerto cuando le dijo a una dirigente sindical que se callara y que tenía a todo el mundo aburrido con tanto escándalo. Así suma y sigue. El último es el revelado ayer, donde aparece en un video Marta Isasi -diputada 'independiente' UDI-, Matthei y otros personajes en torno a una reunión sobre el caso de la Universidad del Mar. En esta ocasión también hubo descalificaciones, 'huevones' para allá y 'huevones' para acá.

Me pregunto qué será lo que le ocurre a la ministra que está tan temperamental. En realidad desde que recuerdo la he escuchado discutir, siempre ha sido una mujer de armas tomar y me imagino que ahora que tiene un cargo tan importante las cosas no van a cambiar. Al contrario.

Algunos dicen que debido a su formación estricta ya que es hija de un militar, otros dicen que se debe a su militancia política de derecha, también argumentan que es por su clase social que hace que mire a todo el mundo por debajo de su hombro. La verdad yo no podría jugármela por ninguna de estas opciones, porque creo que son todas las anteriores. ¿O será que recién se está dando cuenta de lo incompetentes que son sus colegas incluso de su propia bancada?

Concuerdo con la idea de lo ineptos que son algunos -o la mayoría- de los políticos que sacan de quicio a cualquiera hasta el punto de decirles a todos que son unos huevones, también concuerdo con la estupidez de algunas personas que a pesar de explicarles cien veces las cosas no comprenden y prefieren la violencia, pero no puedo entender que cada vez que alguien increpa a un ministro éste, debido a su poca paciencia, los haga callar, no les permita explayarse, rectificar, exponer, etc. No comprendo por qué un ministro del gobierno de Chile no es capaz de darse el tiempo de escuchar realmente -sin poner caras de asco a todo momento- para que la discusión se haga con alturas de mira y se saque algo en conclusión antes de ponerse a golpear la mesa con los puños e insultar al interlocutor.

Le cuento señora ministra que no solo es usted la que está disconforme con la actitud de los políticos somos varios millones los chilenos que tenemos problemas y queremos que las cosas cambien, pero cada vez que intentamos siquiera decir lo que sentimos y descargarnos -como usted- en vez de protegernos -como a usted- llega la policía con el carro lanza agua y hasta ahí no más llegó nuestra libertad de expresión.

En serio, señora Matthei, su trabajo además de proteger los derechos de los trabajadores y garantizar el cumplimiento de la ley, es escuchar las demandas públicas. Aunque en algunos casos no esté de acuerdo, debe darse el tiempo de escuchar y responder con claridad a las peticiones según su criterio y asesoría. Pero no es posible que haga descalificaciones constantemente a quienes acuden a usted en busca de apoyo.

powered byDisqus