Corea: Pedófilo fue condenado a la castración química

Se trata del primer fallo de este tipo desde que Corea del Sur ratificara en julio de 2012 una ley que permite el uso del tratamiento hormonal para "los condenados por pederastia mayores de 19 años que la corte considere proclives a reincidir".

La Corte de Seúl condenó hoy, por primera vez en la historia del país, a un hombre de 31 años acusado de pedofilia a la castración química mediante un tratamiento hormonal que anulará sus impulsos sexuales durante tres años.

Se trata del primer fallo de este tipo desde que Corea del Sur ratificara en julio de 2012 una ley que permite el uso del tratamiento hormonal para "los condenados por pederastia mayores de 19 años que la corte considere proclives a reincidir", informó la agencia Yonhap.

Pyo, del que sólo se conoce su apellido, fue acusado de mantener relaciones sexuales con cinco menores entre noviembre de 2011 y mayo de 2012 y a los que contactaba a través de internet mediante su teléfono móvil .

Manipulando armas el acusado obligaba a sus víctimas a tener las relaciones, controlando además el silencio de los menores con amenazas de hacer circular en la red vídeos y fotos de ellos desnudos y en actos sexuales..

De acuerdo a lo expuesto por Prensa Libre, después de que un tribunal médico diagnosticó a Pyo con una enfermedad de trastorno sexual, los fiscales del caso solicitaron en agosto a la Corte del distrito sur de Seúl la pena de 15 años de cárcel y la castración química para el acusado.

“Cometió crímenes contra múltiples víctimas durante un prolongado periodo de tiempo. La corte considera que tiene desorden sexual y exceso de deseo sexual, lo que le imposibilita a controlar sus impulsos por sí mismo” , determinó el juez del caso, Kim Ki-young.

La justicia surcoreana además ordenó hacer pública información sobre Pyo durante los próximos 10 años y lo condenó a llevar una tobillera electrónica de vigilancia durante 20 años una vez salga de prisión.

Corea del Sur ha sido el primer país de Asia en poner en práctica este tipo de condenas, después de años de implementación en países como Alemania, Dinamarca, Suiza, Polonia y en el Estado de California, en EEUU.

Según datos oficiales, los delitos sexuales en el país aumentaron de los 10.189 del año 2000 a 16.156 en 2009, 19.939 en 2010 y 20.189 en 2011, de los que 9.115 eran reincidentes, es decir, un 45% del total.

Todo esto dentro de un contexto en que el mundo fija los ojos en India, luego de que el pasado 16 de diciembre seis hombres, incluido un menor de edad, asaltaron sexual y violentamente a una joven estudiante de 23 años, quien finalmente murió el 28 de diciembre.

Mientras el Parlamento de India, estudia la posibilidad de aprobar una ley que permita la castración química de los violadores, el pueblo exige la pena de muerte.

¿Qué opinas de este método de inhibición de placer?  ¿Qué exigirías tú en el lugar de una madre de estás víctimas? 

¿Podría ser una medida preventiva de salud pública contra personas que manifiesten rasgos de violencia sexual?  

Fuente: Prensa Libre

powered byDisqus