iHollaback, atrévete a terminar el acoso sexual en la calle

Y cuenta tu historia.

Hace unos días, desmitificamos el acoso sexual en la calle. Y eso se lo debemos a una organización que está luchando en todo el mundo para que esta práctica sea un asunto del pasado: iHollaback.

Esta organización motiva a mujeres de todo el mundo a compartir sus experiencias sobre acoso sexual en la calle a través de su blog. Y no sólo eso, realiza eventos mundiales, ofrece apoyo y ayuda a que las personas que han tenido experiencias de acoso sexual en la calle tengan en dónde apoyarse y conozcan a las organizaciones de su localidad que están dedicadas a hacer que esta práctica desaparezca.

Ellos mismos aclaran en su sitio:

¿Por qué atreverse?
Por una misma: Atrévete! promueve tu derecho de ser tú misma, tú mismo. De ser alguien que no tenga que aguantarse o seguirse cuando le ofenden, alguien que tenga una respuesta tajante cuando se metan con ella/el.

Alguien que sepa que tiene el derecho de definirse en vez de ser definida de acuerdo al punto de vista de algún acosador. Porque nadie es simplemente una lista de adjetivos. Tenemos el derecho de ser quien somos, no lo que otros digan; Derecho a decidir quienes queremos ser cuando salimos de nuestras casas, lo que sea que eso signifique ese día o esa hora para nosotros.

El acoso en las calles nos ha enseñado a guardar silencio, pero eso puede cambiar. No debemos de tolerar el acoso en nuestras casas, en el trabajo ni en la escuela; y por eso mismo no lo vamos a tolerar en las calles. Al contar tu historia conviertes una experiencia aislante y solitaria en una compartida. Esto hace que la atención deje de estar puesta en ti y sea puesta en el acosador. Y finalmente, te vuelves parte de una comunidad mundial que te apoya.

Por el mundo: La historia nos demuestra que hay personas cuyas acciones han transformado el mundo. Pensemos en Martin Luther King y su lucha por los derechos civiles de los afroamericanos en EUA; Rigoberta Menchú, defensora de los derechos indígenas en Guatemala ó Las Madres de la Plaza de Mayo exigiendo justicia en Argentina. En México tenemos el ejemplo de Alejandro Brito, Marta Sánchez Néstor o María Consuelo Mejía entre muchos otros. Las acciones de todas estas personas influenciaron o están influenciando la creación de nuevas políticas y sus historias se han convertido en fuente de inspiración para muchos.

El Internet nos ha dado un nuevo punto de reunión. Cada vez que necesites estará disponible la plataforma de Atrévete! para compartir tu historia. Miles de personas la leerán y poco a poco se cambiará el entendimiento de lo que significa el acoso en las calles. Habrán quienes dejen de acosar sabiendo lo que se siente ser acosado, otros sentirán por primera vez que no están solas o solos o que simplemente no es su culpa lo que les haya pasado. Tu historia puede redefinir lo que significa seguridad en tu comunidad-puede inspirar a legisladores, policías y otras autoridades a tomar el asunto en serio- de abordarlo con sensibilidad, y crear políticas públicas que logren que todas nos sintamos seguras. Tu historia plantea un caso irrefutable de cómo el acoso en las calles no está bien. Un caso suficientemente fuerte para cambiar al mundo.

Pero todo comienza con el más simple de los actos. Atreverse a contar una historia.

powered byDisqus