MX: La rosca de Reyes y un cambio de asociaciones

¿Asocias el "muñequito" como una obligación o una bendición?

Hoy regresaron los niños a la escuela y tantas otras personas que tuvieron vacaciones al trabajo. Mientras que estos regresos a la "normalidad" siempre son caóticos, es interesante regresar a la rutina con un toque dulce como la famosa Rosca de Reyes.

Para los que nos leen en otras partes del mundo, el 6 de enero festejamos en México el día de Reyes, conmemorando los regalos que le hicieron los tres magos de Oriente al niño Jesús. En este día, los niños mexicanos reciben juguetes y se parte un pan, La tradicional rosca de reyes.

Es un pan con forma de cero, decorado con frutas secas y azúcar. La tradición también dicta que dentro tiene pequeños niños de plástico escondidos, simbolizando al niño Jesús. Las personas que al partir la rosca encuentran dicho muñeco, tienen la obligación de invitarle a todos los asistentes tamales en el día de la Candelaria que se celebra el 2 de febrero.

El niño de plástico no sólo simboliza al niño Jesus, sino que cuenta la leyenda viene acompañado de un montón de bendiciones para el año. Sin importar eso, la mayor parte de la gente no quiere que "le toque el monito", por el hecho de tener que invitar los tamales. Aunque, seamos bien honestos, para cuando llega el 2 de febrero ya nadie se acuerda a quién le tocaba invitar esa delicia envuelta en hojas de plátano o mazorca.

Creo que en la rosca, como en todo lo que ocurre en nuestras vidas, lo importante es cambiar las asociaciones. Cuando estaba en la primaria, el día de Reyes se partía la rosca, sólo que a los niños afortunados a los que les tocaba el muñequito, recibían un regalo. Y por extraño que parezca, sigo asociando los "muñequitos de la rosca" con un regalo.

Como las cosas que vienen en la vida, puedes asociarlo con algo malo, con un gasto, con un mal rato, como mucho trabajo. Pero si las tomas como un regalo, puedes sacarle mucho más provecho. Espero que vuelvan a sus actividades con todo el ánimo del mundo y empiecen muy bien su año.

powered byDisqus