Legisladora republicana presenta proyecto de ley para impedir abortos de embarazos por violaciones

Según la republicana el feto serviría de prueba al momento de enfrentar un juicio y una mujer que se someta a un aborto estaría efectuando un delito de tercer grado que en Nuevo México tiene una pena de hasta tres años de cárcel.

No son pocas las violaciones sexuales que terminan en embarazos no deseados, existen países donde el aborto es legal y donde las víctimas de violación pueden acceder a la interrupción de este como si fuera un mero trámite. Por ejemplo en Estados Unidos el aborto es legal y son miles las mujeres que acceden a este servicio de salud.

Pero como sabemos en el país del norte existen fuertes sectores conservadores que desean impedir el aborto a toda costa, como el que representa Cathrynn Brown legisladora republicana de Nuevo México, quien presentó un proyecto de ley que busca impedir el aborto en caso de embarazo producto de una violación según ella porque esto seria una "manipulación de pruebas".

Según la republicana el feto serviría de prueba al momento de enfrentar un juicio y una mujer que se someta a un aborto estaría efectuando un delito de tercer grado que en Nuevo México tiene una pena de hasta tres años de cárcel.

"La manipulación de las pruebas incluye el reclutamiento o la facilitación de un aborto, obligar o coaccionar a otro para obtener un aborto de un feto que sea resultado de un abuso sexual o incesto con la intención de destruir las pruebas del delito", detalla el documento. Inmediatamente las voces contra este proyecto de ley surgieron con fuerza. Pat Davis es la vocera de 'ProgressNow New Mexico' dijo a la prensa que esta acción es totalmente inconstitucional. "El proyecto de ley convierte a las víctimas de violación e incesto en criminales y les obliga a convertirse en incubadoras de evidencia para el estado (...) De acuerdo con la filosofía republicana, las víctimas 'legítimamente violadas' ahora tendrán que llevar el feto a término con el fin de probar su caso", comentó Davis.

Sin duda, es una idea bastante loca la que se le ocurrió a la republicana. Esperemos que no sea aprobado, lo bueno es que los demócratas tienen mayoría en la cámara de Nuevo Mexico así que son muy pocas las posibilidades de este proyecto pase a la historia como algo más que una mala idea.

Fuente: huffingtonpost.com

powered byDisqus