Mamá francotiradora lucha con rebeldes sirios

Givara tiene 37 años, hijos y esposo, pero debe salir a diario a disparar contra quienes ponen en peligro la vida de su familia.

Sin duda toda mujer haría lo que fuera, hasta daría la vida por sus hijos. Imagínense vivir en un país en guerra, la situación es de vida o muerte y las medidas extremas.

Por esto Givara, madre y esposa de 37 años, decidió unirse al Ejército Libre de Siria en Alepo como francotiradora. La mujer argumenta que esto lo hace por sus hijos.

"Al principio me dijeron que sería muy difícil para mi, como mujer, pelear. Pero yo les dije que no. Tengo hijos y no quiero verlo hechos pedazos. He matado a tres hombres", comenta a la prensa la guerrillera. La verdad es conmovedora la historia de esta mujer ya que lo ideal sería que pudiera vivir en paz con su familia pero la guerra civil no lo ha permitido y ella ha tenido que salir a las calles a asesinar rebeldes.

La guerra en Siria es cada día más sangrienta y miles han muerto. Hoy el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, hizo un llamado a ambas partes que se encuentran enfrentadas hace más de un año, en particular al gobierno, para que finalicen los combates en "nombre de la humanidad". Entre el 2011 y el año pasado han muerto ya más de 60 mil personas.

¿Qué harías tu en su caso?

powered byDisqus