Menstruación: Más que un tabú, una verdadera cadena de mitos y problemas

En india las mujeres no pueden manipular alimentos, ya que los contaminarían o pudrirían con su tacto. ¿Qué les parece?

Bettiah, India Khushi  pensó que era cáncer, que estaba herida. No sabía por qué de repente su interior comenzó a sangrar. Estaba aterrada, así que envuelta en llanto le preguntó a su madre, quien la calmó y le respondió que se trataba de algo normal, que estaba menstruando y que desde ahora "era toda una mujer".

Luego de esto Khushi,  la nueva mujer, debería aprender toda una lista de códigos para "esos días", desde elaborar de manera segura servilletas de tela sanitarias y mantenimiento (usar paño limpio y secarlo al sol, plancharla para eliminar la humedad) y evitar cocinar o maquillarse, y es que en Indìa cuando las mujeres menstrúan no pueden manipular alimentos, ya que los contaminarían o pudrirían con su tacto. Lo mismo en el maquillaje,  atribuyéndole a la menstruación un poder con la capacidad de estropear una sesión de manicure.

Mitología menstrual, existente en todas las culturas y en sus más diversas versiones, dado principalmente por la ignorancia, desconocimiento, tabúes o mal miramiento del tema, pero que en el caso de India  la instrucción y desmitificación de este estado natural de la mujer cuenta con otros problemas.

El tabú de la menstruación en la India causa un verdadero daño en la sociedad. En algunas tribus por ejemplo, las mujeres se ven obligadas a vivir en un establo mientras dure su período. Hay problemas de salud, como las infecciones causadas por la falta de higiene, debido al uso de trapos en reemplazo de un par de impagables toallas higiénicas y las indignas condiciones sanitarias públicas del país, que obligan a compartir el inodoro o los pozos en presencia de todos.

El dolor menstrual, la vergüenza producto del desconocimiento, la exposición sanitaria y la falta de higiene ha llevado incluso a que las adolescentes abandonen finalmente el colegio, donde al menos el 23% de las niñas en edad escolar dejó la escuela al alcanzar la pubertad. Agravando aún más una cadena de problemas culturales, sociales y de políticas públicas que debieran ser resueltos mediante la educación.

Pero con esas condiciones sanitarias en las escuelas ¿cómo evito la deserción escolar en las adolescentes, luego de su menarquia?

"La salud, la educación y la dignidad de las mujeres indias está en juego", manifestó el director ejecutivo del Abastecimiento de Agua y Saneamiento, Chris Williams, quien dirige el Laboratorio de Higiene de Gestión menstrual.

Para Williams, el cambio de mentalidad puede tomar muchos años en la India, por lo que es importante mantener a las niñas en las escuelas, que sean adecuadamente educadas, erradicar los tabúes y para eso es necesario corregir los servicios básicos instalados en los establecimientos públicos.

Y aunque muchos maestros, sobre todo hombres en zonas rurales sientan temor de abordar el tema de la menstruación por considerársele inapropiado o para mal, hay personas como el profesor de Khushi, quien utilizó 200 rupias (menos de $ 4) de su propio dinero para hacer una letrina de uso exclusivo para que sus alumnas pudieran asearse y cambiar sus trapos sucios. Higiene y dignidad, la voluntad del cambio está.

Fuente: The New York Times

powered byDisqus