MX: Crítica a la Secretaría de Salud por promover la abstinencia sexual

¿En serio la abstinencia es la mejor respuesta o solución?

Uno puede taparse los ojos y escoger ignorar lo que está sucediendo a su alrededor, pero los problemas tienden a crecer o empeorar si se les ignora. México, al igual que muchos otros 'países en desarrollo' (que ya el término  'tercermundista' no se utiliza, para no ofender a nadie) se enfrenta a graves problemas de salud y desarrollo; uno de ellos siendo el embarazo adolescente. 

Podríamos echarle la culpa al reggaetón por cantar de perreos y agarrones intensos, pero es igual de tonto que echarle la culpa a una minifalda por una violación sexual. Los jóvenes están teniendo sexo y prohibírselos solamente va a hacerlo más atractivo para ellos. Hay que aceptarlo, aunque le duela a México en lo más profundo de su mocho (puritano) corazón, y trabajar para que la educación sexual y métodos anticonceptivos estén al alcance de todos; jóvenes, adultos y personas en su segundo aire.

Es por eso que mensajes como el que publicó ayer la Secretaría de Salud del país a través de su cuenta de Twitter dejan mucho que desear:

“La mejor forma de evitar infecciones de transmisión sexual o embarazos no planeados es la abstinencia sexual. Tu salud, tu responsabilidad”.

Y sí, aunque en el sentido más estricto y literal tengan razón, su trabajo está en informar y proveer las herramientas para que, una vez armados de conocimiento, las personas puedan tomar las riendas de su salud (sexual, reproductiva, etcétera...) y no mejor sugerirles que si no se quieren ensuciar las manos no se acerquen al lodo.

Minutos después, al recibir críticas negativas en redes sociales, la Secretaría publicó nuevos tuits; donde ahora sí recomiendan el uso de anticonceptivos: “Si tu opción no es la abstinencia debes proteger tu salud sexual. Conoce los riesgos, cuídate. Usa siempre #condón” y “Para evitar embarazos no planeados e infecciones de transmisión sexual, se recomienda el uso combinado de anticonceptivos y #condón”.

Pero, ¿por qué es importante no pasar por alto su primera declaración?

La cultura de la prohibición solamente fija más, a mi parecer, la idea de que si algo está prohibido es porque está mal - aunque no siempre sea ese el caso. Por lo tanto, si tener sexo está mal, la mayoría de la gente prefiere ocultar que lleva una vida sexual activa (y no tomar pastillas, comprar condones) o no preguntar (sobre métodos anticonceptivos, cambios hormonales y enfermedades transmitidas sexualmente) por el miedo a ser malmirada y entonces el problema solo se hace más grande.

Creo que el mensaje no fue dado con una mala espina, pero hay que tener mucho cuidado con lo que se comunica (¡sobre todo si son una dependencia del gobierno!) pues bien dicen que el camino al infierno está pavimentado de buenas intenciones. 

¿Qué opinan?

powered byDisqus