Posturas románticas para hacer el amor (parte final)

No te pierdas la última entrega en posiciones amorosas de este especial Kamasutra.

Les presentamos las últimas "Posturas románticas para hacer el amor" , que encontramos en una maravillosa versión del Kamasutra realizada por Sofeminine.

De un total de 20 posiciones sexuales, a continuación te dejamos con la última parte de nuestro listado de sexo romántico, ideal para todos aquellos que prefieren disfrutar de caricias, besos y miradas mientras hacen literalmente el amor.

¡Esperamos lo disfruten!

16-. La Pausa Zen

Esta posición proporciona un momento de tranquilidad en medio de la intensidad del sexo. Una pausa para retomar las energías y evitar que el corazón se salga, por lo que mientras se espera que el pulso retome su ritmo normal, esta postura permitirá mantenerlos en ese sensual vaivén, el que idealmente se puede complementar con caricias y besos.

Para alcanzar la Pausa Zen, ambos deben girarse hacia un lado cara-cara (si es posible, el hombre se mantiene dentro de ella todo el tiempo), mientras que ella puede entrelazar sus piernas y de ahí dejar fluir toda la pasión que puedan imaginar.

17-. El sapo

Si bien, su nombre es bastante interesante éste tiene que ver con la flexión de piernas que realiza la mujer, quien boca arriba entrelaza a su compañero y con sus pies lo guía, ejerciendo una suave presión sobre sus nalgas. Lo romántico de todo esto es que ambos quedan libres como para acariciarse y conectarse mutuamente.

Se trata de una posición clásica, muy simple para hacer el amor de manera íntima y tierna y cómo no, alcanzar juntos exquisitos orgasmos, dado el favorable alcance de comunicación corporal que caracteriza a esta postura.

18-. La Doble

La mujer sobre la superficie que desee, debe flectar sus rodillas por debajo de manera contraria a la realizada en la postura de "El Sapo", mientras que el hombre se desliza entre sus muslos guiando el ritmo e intensidad de la penetración.

Siguiendo el movimiento de caderas de la mujer, él puede inclinarse a besar su vientre, pechos, cuello y labios o dibujar con sus dedos sobre el cuerpo de ella todas las imágenes y palabras que se le vengan a su mente. ¡Una delicia!

19-. La Canasta

Inspirada tal vez en cómo los jugadores de básquetbol sostienen el balón, La Canasta consiste en que el hombre se sienta en el suelo con sus piernas extendidas y la mujer se sienta a horcajadas sobre él, quien la sostiene de sus nalgas o caderas para llevarla hacía él y así alcanzar una profunda y exquisita penetración.

En la canasta es ella quien tiene el control de los movimientos, por lo que puede variarlos para que juntos alcancen el climax, mientras él está en una posición ideal para besar, lamer y mordisquear los pezones de ella.

20-. El Congreso

Y aunque en realidad desconozco absolutamente el origen del nombre de esta postura, probablemente el juego entre cámara alta y baja tengan algo que ver.

Para alcanzar esta posición primero que todo es necesario estar respaldados por una pared y ahí recién él levanta y sostiene a su compañera por debajo de su trasero, mientras ella entrelaza sus piernas por la cintura hace presión contra la muralla para fijar y asegurar "la montura".

Si bien, se trata de una postura sexual que requiere agilidad, acrobacia y fuerza, los resultados pueden ser maravillosos, sobre todo si se toma en cuenta toda la efervescencia sexual que emerge cada vez que se experimenta una posición sexual salida de lo habitual. ¿La has experimentado?

¿Cual fue la posición que más llamó tu atención? 

Ahora si lo deseas, puedes explorar más posturas aquí

powered byDisqus