Cada año este concurso nos permite conocer chilenos amantes de la escritura y la ciudad. Este año hay nuevas invitaciones ahora a los ilustradores y escritores de otras regiones.


Cada año este concurso nos permite conocer chilenos amantes de la escritura y la ciudad. Personalmente, mientras camino por mi ciudad siempre experimento situaciones interesantes que me recuerdan Santiago en 100 Palabras. Me pasó por ejemplo un día que caminaba por calle Bandera y me encontré con la señora que teje crin, la misma que protagonizó el cuento ganador en 2009:

“LA DESORDENADA”
A doña Clara te la encuentras en la esquina de Bandera con Catedral. Se la pasa tejiendo animalitos con coloridas hebras de crin de caballo que ella misma tiñe. En un trapo extendido en la vereda descansa su delicado zoológico, el que se niega a pinchar con alfileres aunque se le vuele. Por eso, día por medio, a un taxista le golpea el vidrio una libélula azul o a una señora pituca le pega en el ojo una ranita anaranjada. Doña Clara no hace ni el amago de rescatarlas. Se ríe no más de la cara que pone la gente.

Nathalie Moreno, 41 años, La Reina.

Sin duda, este concurso nos ha dado una nueva visión de la ciudad descubriendo en ella lugares hermosos que se encontraban alejados de nuestro recuerdo o retina.

Les cuento que para el concurso de este año ya se abrió la convocatoria, además se suman más ciudades y actividades donde también podrán participar no solo escritores sino también ilustradores.

La ciudad en 100 palabras

Santiago en 100 Palabras es un concurso en el que pueden participar todas las personas con domicilio estable en Chile y chilenos residentes en el extranjero, de todas las edades.

Los interesados pueden enviar hasta un máximo de cinco historias, ingresando al sitio www.santiagoen100palabras.cl y siguiendo las instrucciones que ahí se especifican. En esta ocasión, el jurado está integrado por los escritores Rafael Gumucio y Alejandra Costamagna además de la Directora de Plagio, Carmen García.

El primer lugar se llevará $2.000.000, el Premio del Público $1.000.000, segundo lugar $500.000, y el tercer lugar $250.000 al igual que las menciones especiales: Premio Talento Infantil, Premio Talento Joven, Premio Talento Mayor y Premio al Talento Breve.

Los cuentos ganadores, además de ser publicados en un libro, serán exhibidos en los carros y estaciones de Metro, pasando a formar parte del paisaje cotidiano y teniendo como potenciales lectores a los miles de usuarios diarios que tiene el tren capitalino.

Ilustra tu ciudad

Porque la imaginación no se reduce sólo a las letras, Santiago en 100 Palabras ha decidido abrir un espacio para los nuevos talentos de la ilustración. Debido al alto interés que ha generado la convocatoria para ilustrar los cuentos ganadores de la XII edición del certamen, el plazo se extenderá hasta el 21 de enero, a las 20.00 horas.

¿Cómo participar? Cada postulante deberá enviar un dibujo del cuento “El Parque”, ganador de Santiago en 100 Palabras 2001, disponible en las bases publicadas en www.santiagoen100palabras.cl. La propuesta deberá ser a color, la técnica es de libre elección y el nombre del participante no debe aparecer en el trabajo, para garantizar la transparencia del concurso. El jurado encargado de elegir las mejores propuestas estará integrado por el ilustrador Alberto Montt, la artista Marcela Trujillo y Claudio Aguilera, Director de Plop! Galería.

Santiago no es Chile

La gran convocatoria que logra Santiago en 100 Palabras ha motivado a Minera Escondida (operada por BHP Billiton) y a Plagio a llevar el concurso a otras ciudades del país. “Antofagasta en 100 Palabras”, “Iquique en 100 Palabras” y, este año por primera vez, “Concepción en 100 Palabras” son las versiones regionales que abren un espacio a la creatividad y la identidad local en regiones.

De esta manera, la invitación está hecha para que todos los chilenos, sin importar su ciudad de origen, lugar de residencia ni edad participen en este reconocido certamen literario que ha consolidado el cuento breve en Chile.

Cómo participar

· Podrán postular todas las personas con domicilio estable en Chile y chilenos viviendo en el exterior.

· La temática de los cuentos debe estar relacionada con la vida urbana contemporánea y/o la ciudad de Santiago.

· Los cuentos deben ser estrictamente inéditos y no superar las 100 palabras (sin contar el título).

· Los interesados pueden presentar hasta un máximo de cinco cuentos, los cuales se pueden enviar ingresando a www.santiagoen100palabras.cl y seguir las instrucciones que ahí se especifican.

· También es posible enviar los cuentos en formato papel a Alameda 1414, Santiago, cumpliendo los requisitos que se establecen las bases publicadas en la web del concurso.

· El plazo de recepción se abrirá el 27 de diciembre de 2012 y cerrará el 8 de marzo de 2013 a las 20:00 horas.

Más información en: www.santiagoen100palabras.cl

Keeping sharing simple...
39
Keeping sharing simple...
39

Sobre el autor

Periodista, loca y desenfrenada. No tiene mascota ni hijos. Ama la cultura y el esmalte de uñas. El cine es su perdición y últimamente se ha puesto bastante farandulera, aunque en la universidad prometió que nunca lo haría. En Twitter es @dleigthon

Hace años que se viene hablando de las grandes empresas transnacionales que subcontratan fábricas en países con gran riesgo social ya que de esta manera abaratan costos. El grave problema es que las segundas también tienen el mismo objetivo y para esto tienen paupérrimas condiciones laborales, sus trabajadores a diario se encuentran sometidos a tratos esclavizantes e incluso emplean a niños y los explotan. De acuerdo a la cifra entregada por Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay más de 168 millones de niños trabajando, especialmente en la industria de la moda.

937d028bcef0956664fd9609f4a49f3e

Sin embargo, existe una organización sin fines neozelandesa llamada "Child Labor Free" que nació con el objetivo de crear una etiqueta ética la cual acredite que las empresas que la usen no están relacionadas al trabajo infantil en ninguno de los procesos de producción de sus productos. Claro que para esto, la empresa debe someterse a la auditoría independiente de la consultora Ernst & Young. Michelle Pratt es la directora general y fundadora de Child Labor Free y declara que el trabajo de protección a los niños en la industria de la moda se encuentra en paralelo al de los productos con etiqueta "cruelty free" en la fabricación de cosméticos.

libre-de-esclavitud-infantil

"Child Labor Free" cuenta con el apoyo de UNICEF y ya tiene un prototipo de la etiqueta que será presentada en la próxima semana de la moda de Nueva Zelanda.

Caso GAP y Victoria’s Secret

[caption id="attachment_523820" align="aligncenter" width="660"]Child Labor In China Niña China trabajando en el algodón.[/caption] Existen diversos casos al rededor del mundo. Un ejemplo es el de GAP que en 2007 se convirtió en un gran escándalo tras conocerse la investigación del Sunday Observer que reveló que la marca usaba niños para hacer camisetas para niños. ¿Irónico no? También muy conocida es la historia de lo ocurrido con Victoria’s Secret en 2008, la compañía de lencería más famosa del mundo lanzó una campaña publicitaria asegurando que el algodón usado estaba libre de pesticidas y provenía de tratos justos. El asunto es que un año después Bloomberg News publicó una historia que rompería el corazón de millones de fanáticos de Victoria’s Secret en todo el mundo. El medio especializado en economía, informó que en la recolección de este algodón se usaba a varios niños ya que sus manos eran más pequeñas y rápidas, mucho más eficientes para este trabajo. Además, hubo una historia que particularmente la mayoría recuerda y es la de una niña de 13 años que era obligada a trabajar por su padre adoptivo. Ella debía hacer los surcos donde luego se plantaba el algodón y además estaba en pésimas condiciones alimenticias.

Comentarios

comentarios

Relacionados

Hace años que se viene hablando de las grandes empresas transnacionales que subcontratan fábricas en países con gran riesgo social ya que de esta manera abaratan costos. El grave problema es que las segundas también tienen el mismo objetivo y para esto tienen paupérrimas condiciones laborales, sus trabajadores a diario se encuentran sometidos a tratos esclavizantes e incluso emplean a niños y los explotan. De acuerdo a la cifra entregada por Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay más de 168 millones de niños trabajando, especialmente en la industria de la moda.

937d028bcef0956664fd9609f4a49f3e

Sin embargo, existe una organización sin fines neozelandesa llamada "Child Labor Free" que nació con el objetivo de crear una etiqueta ética la cual acredite que las empresas que la usen no están relacionadas al trabajo infantil en ninguno de los procesos de producción de sus productos. Claro que para esto, la empresa debe someterse a la auditoría independiente de la consultora Ernst & Young. Michelle Pratt es la directora general y fundadora de Child Labor Free y declara que el trabajo de protección a los niños en la industria de la moda se encuentra en paralelo al de los productos con etiqueta "cruelty free" en la fabricación de cosméticos.

libre-de-esclavitud-infantil

"Child Labor Free" cuenta con el apoyo de UNICEF y ya tiene un prototipo de la etiqueta que será presentada en la próxima semana de la moda de Nueva Zelanda.

Caso GAP y Victoria’s Secret

[caption id="attachment_523820" align="aligncenter" width="660"]Child Labor In China Niña China trabajando en el algodón.[/caption] Existen diversos casos al rededor del mundo. Un ejemplo es el de GAP que en 2007 se convirtió en un gran escándalo tras conocerse la investigación del Sunday Observer que reveló que la marca usaba niños para hacer camisetas para niños. ¿Irónico no? También muy conocida es la historia de lo ocurrido con Victoria’s Secret en 2008, la compañía de lencería más famosa del mundo lanzó una campaña publicitaria asegurando que el algodón usado estaba libre de pesticidas y provenía de tratos justos. El asunto es que un año después Bloomberg News publicó una historia que rompería el corazón de millones de fanáticos de Victoria’s Secret en todo el mundo. El medio especializado en economía, informó que en la recolección de este algodón se usaba a varios niños ya que sus manos eran más pequeñas y rápidas, mucho más eficientes para este trabajo. Además, hubo una historia que particularmente la mayoría recuerda y es la de una niña de 13 años que era obligada a trabajar por su padre adoptivo. Ella debía hacer los surcos donde luego se plantaba el algodón y además estaba en pésimas condiciones alimenticias.
Hace años que se viene hablando de las grandes empresas transnacionales que subcontratan fábricas en países con gran riesgo social ya que de esta manera abaratan costos. El grave problema es que las segundas también tienen el mismo objetivo y para esto tienen paupérrimas condiciones laborales, sus trabajadores a diario se encuentran sometidos a tratos esclavizantes e incluso emplean a niños y los explotan. De acuerdo a la cifra entregada por Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay más de 168 millones de niños trabajando, especialmente en la industria de la moda.

937d028bcef0956664fd9609f4a49f3e

Sin embargo, existe una organización sin fines neozelandesa llamada "Child Labor Free" que nació con el objetivo de crear una etiqueta ética la cual acredite que las empresas que la usen no están relacionadas al trabajo infantil en ninguno de los procesos de producción de sus productos. Claro que para esto, la empresa debe someterse a la auditoría independiente de la consultora Ernst & Young. Michelle Pratt es la directora general y fundadora de Child Labor Free y declara que el trabajo de protección a los niños en la industria de la moda se encuentra en paralelo al de los productos con etiqueta "cruelty free" en la fabricación de cosméticos.

libre-de-esclavitud-infantil

"Child Labor Free" cuenta con el apoyo de UNICEF y ya tiene un prototipo de la etiqueta que será presentada en la próxima semana de la moda de Nueva Zelanda.

Caso GAP y Victoria’s Secret

[caption id="attachment_523820" align="aligncenter" width="660"]Child Labor In China Niña China trabajando en el algodón.[/caption] Existen diversos casos al rededor del mundo. Un ejemplo es el de GAP que en 2007 se convirtió en un gran escándalo tras conocerse la investigación del Sunday Observer que reveló que la marca usaba niños para hacer camisetas para niños. ¿Irónico no? También muy conocida es la historia de lo ocurrido con Victoria’s Secret en 2008, la compañía de lencería más famosa del mundo lanzó una campaña publicitaria asegurando que el algodón usado estaba libre de pesticidas y provenía de tratos justos. El asunto es que un año después Bloomberg News publicó una historia que rompería el corazón de millones de fanáticos de Victoria’s Secret en todo el mundo. El medio especializado en economía, informó que en la recolección de este algodón se usaba a varios niños ya que sus manos eran más pequeñas y rápidas, mucho más eficientes para este trabajo. Además, hubo una historia que particularmente la mayoría recuerda y es la de una niña de 13 años que era obligada a trabajar por su padre adoptivo. Ella debía hacer los surcos donde luego se plantaba el algodón y además estaba en pésimas condiciones alimenticias.