Reportaje: Cuando el amor a larga distancia funciona

¿Estás considerando tener una relación a larga distancia? Anímate, es posible.

Puede que sea una enamorada de la vida, sin embargo soy muy escéptica con eso de las relaciones a larga distancia. Por casos que he vivido o de los cuales, me dan unas ciertas ganas de evitar esa situación. Pero después de pensarlo un buen rato, si conozco casos de éxito. De hecho, podría decirse que soy el producto de una de esas raras relaciones a larga distancia que si funcionaron.

De lo que he observado, es muy complicado lograr un equilibrio entre vivir totalmente enajenado pensando en esa persona, o dejarla de lado con lo que pasa en la vida diaria. Recuerdo que alguna vez estando en algo similar, a veces prefería no salir de casa con amigos por esperar una llamada. Y no hablemos de cuando entran en juego terceros o cuartos, porque al final, es difícil no sentirse solo.

Donde yo estudié la universidad, era el común denominador que la gente iba de otras ciudades a ese punto, por lo que también era cosa un tanto común que dejaran a una pareja en su ciudad natal o que se despidieran de una que se encontraba en esa ciudad al llegar el verano. Lo cual le da más dificultad a eso de mantener viva una relación, (que ya estando en el mismo lugar geográfico es difícil).

Por eso, para los optimistas enamorados del amor que quieren intentarlo, hemos realizado este artículo. Entrevistamos a varias parejas sobre sus relaciones, a larga distancia, tanto algunas que la superaron y es cosa del pasado y otras que

Edith y Daniel

Los decididos.
Distancia: Variada entre 1,500 y 7,000 km
Tiempo separados : 3 años, 4 meses
Se separaron teniendo: 3 meses juntos
Ellos se conocieron poco antes de que ambos se fueran de intercambios, él por un verano y ella un semestre (a Chile y a Argentina, respectivamente). De tal forma que cuando se volvieron a ver llevaban casi un año de novios. Ya que Daniel es unos años más grande, seis meses después, se graduó y se fue de Monterrey, donde ambos estudiaban.

Edith relata que sus dificultades más grandes para mantener su relación fresca aparte de la distancia, en varias ocasiones la diferencia de horarios y tener momentos que les gustaría compartir juntos.

Le pregunté a Edith cuál es su consejo para las parejas que están viviendo una relación a larga distancia:

“¡Que lo vivan! que aprovechen el tiempo lejos para platicar de temas mas profundos y conocerse, y para sus proyectos en lo que se realiza el plan de estar juntos! Tengan confianza, confíen plenamente y no pierdan el tiempo en celos y que la base de cualquier relación esta realmente en Dios y si lo dejas e2n sus manos todo lo demás se da por sí solo... el amor es del día a día! Y aún casados lo vivimos, ¡vale la pena la distancia cuando al final estan juntos! fácilmente volvería a vivirlo”

Les mandamos un especial saludo a Edith y Daniel, porque hace unos días recibieron a su bebita: Ana Daniela.

Ana y Avin

Los idealistas
Distancia: Entre 500 y 1000KM
Tiempos separados: 7 años
Se separaron teniendo: 6 meses juntos

Ella en estos momentos está estudiando su maestría en la ciudad de Xalapa y él trabajando en Tampico. Ahora que acabaron la universidad pueden verse cada semana o cada 15 días. Hace poco decidieron que ya sólo van a vivir un año de esta manera y se mudarán juntos a la misma ciudad.

“Las dificultades más grandes para mantener una relación así son obvias: hay necesidades afectivas y físicas que no se pueden llenar, no importa cuántas llamadas hagas. Cosas como querer juntos a una fiesta, pasar juntos un cumpleaños, ir al cine, que para todos los novios son normales, para nosotros se vuelven verdaderos eventos.

Además, cuando yo estaba en Monterrey era más complicado porque ambos estudiábamos a tiempo completo, era difícil juntar dinero para viajar a vernos, y cuando nos veíamos era muy difícil separarnos. También es difícil sobrevivir a la desconfianza o a la incertidumbre, y es complicado decidir cuándo ya has pasado suficiente tiempo separado de tu pareja y quieres moverte a otra fase de la relación.”

Sobre los consejos para personas en la misma situación: Que lo piensen nuevamente.

No es algo que yo recomendaría hacer a nadie, porque lo ideal siempre es tener una relación con una persona con la que puedas convivir. Pero hay cosas que uno simplemente no puede evitar: cuando Avin y yo enfrentamos la posibilidad de estar separados, hablamos sobre si era sensato hacerlo, y por supuesto que no era sensato, pero lo hicimos de cualquier manera porque no podíamos evitarlo.

Otra parte de mí cree que hace siete años éramos un poco inmaduros e idealistas, y que de otra manera no nos hubiéramos atrevido a hacer lo que todos pensaban que era estúpido. Tal vez ahora lo pensaría dos veces. Pero lo que sé es que si una persona quiere estar con alguien que está lejos, debe examinar qué tanto quiere esa relación y si en su interior esa persona le hace feliz, a pesar de lo que duela la distancia, debe aferrarse a ese sentimiento.
Otra recomendación es que se impongan "horizontes" ¿hacia dónde vamos juntos? ¿qué quiere hacer cada uno? ¿Cuánto tiempo pensamos que vamos a estar separados y para qué? ¿Qué haremos cuando tengamos la oportunidad de estar juntos? De otra forma estarán eternamente en una relación a distancia.

Claudia y Daniel

Los loquillos
Distancia:7,500 km
Tiempo: 2 años
Se separaron teniedo: 2 semanas juntos
Claudia y Daniel se conocieron en Chile, en un verano de intercambio donde coincidieron ya que ambos son estudiantes de medicina. Y decidieron hacer una de esas “locuras” de intercambio. Pero no pudieron separarse, aunque él viva en Brasil y ella en Monterrey.

Para ellos, las dificultades más importantes son la diferencia horaria, porque aunque entre Brasil y Monterrey es de 4 horas, que no parece mucho, Claudia dice que “¡Sufro tanto por estas cuatro horas de diferencia! Se escucha como si fuera poco, pero a veces eso nos frustra el coincidir para platicar.”

Sobre los consejos que le da a la gente que piensa estar en su situación...
Pues, que no es nada fácil, la verdad. Pero así como no es fácil, también es inevitable. Cuando quieres a una persona, y es tan claro que nadie más te interesa y que quieres luchar por eso, no queda de otra más que salir de tu zona de comfort, enfrentarte a todo y a todos (porque ¡cuánta gente no te va a cuestionar!) y seguir dando pasos hacia adelante: hablar todos los días (celular, teléfono de casa, skype, WHATSAPP, señoras y señores!!!), intentar verse durante sus respectivas vacaciones y siempre estar seguros de un futuro juntos.

Steffany y Fernando

Los positivos
Distancia: 591 km
Tiempo: 2 años
Steffany y Fernando se conocieron durante la universidad, pero él se fue al graduarse antes que ella y conseguir un trabajo en su ciudad natal.

Para ella no es todo tan difícil...
“No es difícil si quieres que funcione: querer es poder. No tiene porque ser difícil. Las cosas que pudieran agüitarnos un poco son esos ratitos en los que solamente quieres su abrazo o estar con él y las cosas que no puedes compartir en su momento por la distancia. Pero, si estás consciente que es temporal sales adelante y le echas ganas y, sobre todo, disfrutamos muchísimo el tiempo en los que nos vemos y cada día que platicamos, mensajes, chats, etc.”

Su recomendación es:

Tener muy buena comunicación y confianza, la mezcla de ambas conlleva a una relación sana. Tener en claro qué es lo que quiere cada quién y trabajar en que funcione, que ambos estén en el mismo canal.

Después de leer estas experiencias, me niego a perder la esperanza, si se quiere se puede. En general parece que los consejos son claros:

Mantengan sus horizontes: Obviamente una relación que está destinada a ser por un tiempo indefinido a distancia, después de un tiempo se volverá insostenible. Si se ponen un límite al menos saben hasta cuándo van a tener estas dificultades.

Piénselo bien: Todos opinan que es difícil, así que si no creen que el lazo es lo bastante fuerte, no lo intenten en casa.

powered byDisqus