Mientras algunas mujeres se las ingenian para poder alcanzar un orgasmo, hay otras en cambio que no paran -literalmente hablando- de disfrutar los placeres y beneficios del orgasmo múltiple.


Mientras algunas mujeres se las ingenian para poder alcanzar un orgasmo, hay otras en cambio que no paran -literalmente hablando- de disfrutar los placeres y beneficios del multiorgasmo.

Aunque hay casos extremos como el de Kim Ramsey, una mujer que sufre de trastorno de la excitación genital persistente, un desorden capaz de provocarle hasta 100 orgasmos al día, lo cierto es que en condiciones normales, la multiplicidad de orgasmos puede llegar a ser mucho más favorable de lo que se cree y siente.

Y es que el orgasmo es un alivio natural contra el dolor, ya que llena nuestro cuerpo de oxitocina, también conocida como la hormona del placer, igualmente liberada ante una exquisita muestra culinaria, una buena pieza musical u otros deleites,  y que dada la persistencia puede anular efectivamente nuestra percepción y sensibilidad frente al dolor.

Tipos de orgasmos múltiples

Orgasmos secuenciales: Tienen una secuencia de 2 a 10 minutos que puede darse por distintos coitos consecutivos.

Orgasmos en serie:  Se experimentan sucesivamente uno tras otro durante el mismo coito.

Sin embargo, hay mujeres que tienen una sensibilidad genital tan extrema que luego de experimentar el primer orgasmo no desean ningún tipo de contacto. De hecho en estos casos, es posible alcanzar una capacidad multiorgásmica, debido a que el torrente sanguíneo puede provocar un nuevo orgasmo.

Existen diversas prácticas para desarrollar esta placentera necesidad, entre ellas la guía de ejercicios Kegel, el sexo oral y cómo no, la masturbación. ¿Quieres combatir el dolor?

Fuente: BANG Showbiz

Keeping sharing simple...
0
Keeping sharing simple...
0