'Relegación'

Carmen Mantilla nos hace el día con un intenso brochazo de Poesía.

Que te vayas dos veces, ida y vuelta,
a la conchadetumadre…

Te dije que no te escribiré poemas
ni aceptaré a regañadientes
que te recuerdo desnudo, a veces.
Que, en otras ocasiones, te evoco tomando café
y leyendo la Biblia en el balcón:
un cuadro plástico, un montaje,
una instalación artística, puro surrealismo latinoamericano.
Que cuando leo “Aradix” me acuerdo de tu triste zorzal,
del abandonado metódicamente,
del malcriado y malamado,
tu árbol torcido a gritos y escupitajos.
(Me conduelo en secreto).

Torpe barcaza sin remos,
la poesía es para los filatélicos,
no para los antropólogos prendidos del cielo
(como si ahí estuviera la respuesta a nuestro desastre).

En una esquinita del Cal y Canto,
escribí con plumón tu nombre, RIP
y la fecha de tu muerte como una cábala para el olvido.

powered byDisqus