¿Te está faltando sexo, cierto?

Un encuentro amoroso puede mejorarnos el día, cambiarnos la cara y hacernos olvidar de los problemas diarios. Y ni hablar de los cambios que puede producirnos en el cuerpo.

No está muy alejada de la realidad la famosa frase que dice: “¡es una mal coji#@!”, cuando hacemos referencia a alguien que está de malos ánimos. Y sí, lo más probable es que esa persona no haya tenido sexo.

Un encuentro amoroso puede mejorarnos el día, cambiarnos la cara y hacernos olvidar de los problemas diarios. Y ni hablar de los cambios que puede producirnos en el cuerpo. La liberación de endorfinas, durante una sesión de puro sexo, ayuda a mantener saludables la piel y el cabello.

Con sólo veinte minutos de sexo puedes quemar tantas calorías como si hubieras hecho una clase de aeróbicos. Como el ritmo cardíaco acelera, el corazón bombea más sangre, por lo que tu cuerpo se oxigena. Además, ayuda conectarte con tu cuerpo, tonificar los músculos y mejorar la autoestima. Mentalmente, el sexo nos abstrae por un rato del mundo real para vivir una experiencia sensorial única, mucho más económica que una terapia.

Para un encuentro exitoso, es importante tener en cuenta:

  • El lugar: debe ser cómodo y privado, sin molestias.
  • El tiempo: un encuentro no debe ser llevado a cabo con presiones externas.
  • La persona: debes estar con quién desees, sin culpa.
  •  La posición: si quieres aprovechar tu encuentro sexual y trabajar tu cuerpo ten en cuenta posiciones en las que hagas esfuerzo con brazos, abdomen, y piernas. ¡Toma la iniciativa y muévete mucho!
  •  ¡Usa las manos, explora!
  • El cuidado: es importante que utilices un método de protección que te mantenga tranquila y no te genere un stress posterior.
  •  ¡Deja de lado los complejos!
  •  Comer liviano, antes o después y beber mucha agua. Esto ayudará a que pierdas más calorías y no te sientas pesada e incómoda.
  • • Tener una buena previa antes del sexo ayuda a que el encuentro sea explosivo e inolvidable.

¡El sexo nos pone radiantes! A practicarlo más para sonreír mucho y vivir menos estresadas.

powered byDisqus