Viña 2013: El pecado de Eva

Errores en la conducción, la elección de su vestuario, entre otros detalles opacarían el desempeño de la animadora del Festival de Viña. ¿Será este su último año?

Desde su debut hace dos años como conductora del Festival de Viña del Mar, Eva Gómez ha recibido una gran serie de críticas sobre su desempeño. Son variados los rostros de la TV los que aseguran que la animadora no es la más idónea para ese puesto. ¿Pero cuál es el pecado de Eva?

Este año la española ha cometido algunos desaciertos bastante comentados por el público a través de las redes sociales y también por los conductores de televisión, opinólogos, etc. Por ejemplo, decir que Maná es “la banda de rock más influyente de todos los tiempos”, no tiene perdón. Donde sea que nos paremos esto es un error garrafal, mucho más para alguien que está conduciendo un programa con la magnitud de televidentes que tiene el Festival de Viña del Mar, que además de ser transmitido por Chilevisión lo pasan por A&E para varios países de Latinoamérica.

Luego, mientras se encontraban en un receso y tras quedar el micrófono abierto, la conductora dijo un improperio que todo el público escuchó, el que reaccionnó diciéndole: “¡Cara'e cuica, cara'e cuica!”, la ya mítica frase que dijo Daniela Aranguiz a una chica que al parecer estaba rondando a su esposo.

Y qué decir del año pasado cuando despidió a Diego Torres diciendo “vamos a comerciales para volver con el show más esperado de la noche”, refiriéndose a Luis Miguel.

Así se han suscitado varios problemas en la conducción, por otro lado está el vestuario con el cuál no ha dado en el clavo en ninguna de las noches en todos estos años. Le han dicho en todos los tonos que utilice líneas más simples y sofisticadas. Que deje el repollo en casa, pero ella insiste en los diseños vaporosos hasta el hartazgo.

Sin duda, las críticas a Eva han sido muchísimas y bastante violentas. Claramente, la gente de la TV no quiere nada con la conductora de "La mañana de Chilevisión". Ni siquiera sus compañeros de matinal se quedan trabajando con ella. No cabe duda que algo extraño pasa ahí.

Revisando los comentarios sobre su desempeño me topé con una opinión de Pamela Jiles sobre Gómez que creo podría desenmarañar lo que pasa con la conductora de Viña 2013.

"Eso es lo que pasa justamente cuando uno es la mujer del jefe, no está obligada a hacerlo bien y se puede permitir hacer cualquier cosa; porque sabe que va a ser confirmada en el puesto. En el ámbito televisivo no es recomendable poner a animar a la señora del jefe, porque es evidente que la exigencia de ella va a ser infinitamente menor puesto que es animadora vitalicia mientras Chilevisión tenga la marca. Todo el mundo sabe que no va a haber forma de sacarla, que puede tener una compañera de trabajo más idónea como es el caso de Francisca García Huidobro pero la que va a seguir ahí va a ser ella", comentó la periodista Pamela Jiles en su programa Intrusos.

Respecto de este punto, creo que además de los errores que Gómez ha cometido en su paso por el Festival, el punto inicial de todos sus problemas hoy en día es el ser la esposa del director de contenido y producción de Chilevisión, Pablo Morales. Obviamente, a partir de esa premisa las críticas, comentarios y desempeño se encuentran subyugadas a una posición privilegiada y se apoyan en la tesis de que la conductora ocupa este lugar por 'pituto' y no gracias a su talento.

Si yo fuera Eva este sería mi último Festival. ¿Y tu qué harías si estuvieras en su situación?

powered byDisqus