Descubre en qué consiste este fenomenal tratamiento.


Toda mi vida he querido ser lacia, porque mi cabello no es chino, ni lacio, simplemente esponjado, me encanta planchármelo pero diariamente no tengo el tiempo necesario para hacerme un alaciado perfecto.

Hace unos días me llamó una prima que tiene un cabello muy similar al mío y me dijo, “ya soy lacia, me hice un tratamiento con keratina brasileña, me costó $1,200, me siento genial, ¿quieres hacértelo también?”  No puedo negar que la idea me tentó cañón, pero después me quedé pensando las cosas dos veces, porque no sabía qué es eso de la keratina brasileña. Investigando un poco me encontré con esto:

Este tratamiento como su nombre lo dice, nació en Brasil y es famoso en Estados Unidos desde el año 2000. Cuando hablamos de alaciar el cabello de inmediato pensamos en que seguramente  nuestra melena quedará súper maltratada, quemada y al final terminará deshidratada.

Sin embargo, el tratamiento con keratina brasileña no causa ninguno de estos daños, al contrario cuida e hidrata el cabello a profundidad. Pero ¿por qué pasa eso? La keratina es una molécula que producimos de forma natural tanto en el cabello como en las uñas compone un 95 % del pelo, un porcentaje que disminuye con las agresiones diarias a las que éste se ve sometido: tintes, decoloraciones, permanentes, sol, etc.

A medida que el pelo pierde keratina también pierde brillo, elasticidad y fuerza. Por eso, una inyección de este ingrediente mágico es genial para lucir una melena brillante y lisa. Lo mejor de todo es que se puede aplicar sobre todo tipo de cabello: chino, teñido o decolorado.

Los productos de alisado de keratina no sólo contienen keratina,  también contienen aminoácidos, aceites naturales y proteínas. Estas sustancias son compatibles con cualquier tipo de químico que se haya aplicado antes en el pelo. Lo único que hay que hacer es esperar un tiempo entre la aplicación de un tinte o permanente y el alisado, ya que éste producto podría arrastrar el tratamiento anterior.

Expertos en el tema opinan que “el alisado de keratina puede durar desde dos a seis meses, incluso algo más”.

Para que nos imaginemos un poco más el proceso, estas son las fases en las que se aplica:

Preparación: se lava el cabello con un shampoo purificante especial destinado a abrir las microescamas del pelo. De este modo se prepara y se nutre de keratina.

Secado: el alisado se realiza con el pelo seco (si tienes el cabello grueso o rizado) o puede hacerse sobre cabello húmedo (si lo tienes liso o fino, para relajar el tratamiento).

Alisado: el producto que contiene la keratina se aplica sobre el cabello, mechón a mechón. A continuación, se secan los mechones y se sella la cutícula con ayuda de secador y plancha.

¡Listo!  aparentemente suena muy sencillo, y la verdad es que lo es, aproximadamente dura  3 horas, así que cuando decidas hacértelo tienes que ir con bastante tiempo. Dependiendo del producto, no nos podremos mojar ni atar el cabello durante los tres días siguientes al tratamiento.

Otra parte importante que debemos conocer antes de hacernos el tratamiento es saber los cuidados básicos que debemos tener con el alaciado, es muy simple,  sólo tendrás que utilizar champús neutros, sin clorito de sodio para proteger al máximo posible la keratina del cabello.

Sabiendo todo esto, creo que sí me lo voy a hacer, pronto les cuento cómo me fue.

Keeping sharing simple...
23
Keeping sharing simple...
23