La vida es como un viaje que nosotras elegimos

Si sabemos a dónde queremos ir, si sabemos hacia dónde vamos y hacia dónde iremos. Vamos a construir la vida a nuestra medida, a nuestro gusto y con nuestros objetivos.

La vida es como un viaje que tenemos pendiente. Podemos empezar a disfrutar desde el mismo momento que lo diseñamos o sin embargo puede ser una larga responsabilidad que tenemos la obligación de preparar. Este viaje puede ser una aventura apasionante, un trayecto monótono, un plan pensado por nosotros, una visita organizada por otros, un viaje personalizado o un viaje a un destino sin ningún encanto. La vida es así. De las decisiones que tomemos, de cómo lo preparemos y lo afrontemos va a depender cómo nos vaya en este viaje.

Desde niños afrontamos este viaje y nos encontramos con millones de sucesos, emocionantes, dolorosos, alegres, divertidos y sin sentido. Algunos eventos los elegiremos nosotros, o creeremos haberlos elegido, otros llegarán sin que los podamos elegir. Unos los percibiremos como negativos y sentiremos emociones negativas, otros los viviremos como positivos y tendremos emociones positivas. Viviremos aventuras de amor, de amistad, de miedo, de sorpresa, de llanto, de risas y estos momentos, todos los momentos de nuestro viaje son únicos e irrepetibles y cómo los vivamos depende de nosotros. Este viaje, esta vida, es un regalo que hay que disfrutar, así que es mejor diseñarlo para que nos resulte lo mejor posible.

Elegimos quiénes nos acompañan en nuestro viaje, elegimos el medio de transporte, el lugar donde queremos ir, cómo queremos pasar nuestros días. Podemos diseñar un viaje a nuestra medida, en función de nuestras posibilidades, en función de lo que tenemos y queremos. El viaje es nuestro, nosotros lo pensamos, lo soñamos y lo vivimos. Así es la vida, así es nuestro viaje.

Para saber si estamos viviendo la vida que queremos vivir tenemos que reflexionar, si sabemos a dónde queremos ir, si sabemos hacia dónde vamos y hacia dónde iremos. Vamos a construir la vida a nuestra medida, a nuestro gusto y con nuestros objetivos. En definitiva, viviremos como hayamos decidido vivir. ¡Vive!

powered byDisqus