Protagonistas mexicanas de telenovelas y de sus propios negocios

Conoce a 5 actrices mexicanas que decidieron hacer de alguna de sus pasiones su propio negocio.

Sinceramente admiro a la mujeres multitask, aquellas que tienen tiempo para estar en todo, a todas horas y en todas partes, pero admiro aún más a aquellas que a pesar de todas sus ocupaciones, se dan el tiempo para emprender su propio negocio.

Hoy me gustaría enfocarme en aquellas mujeres emprendedoras que saben mezclar perfectamente los negocios con la artisteada, específicamente la actuación. Ellas son mujeres que rompen con el mito de que las actrices son tontas y no pueden hacer otra cosa más que lindos papeles en telenovelas.

Prueba de esto es el mujerón con el que abrimos este artículo, Margarita Gralia, una primera actriz que actualmente protagoniza la telenovela Destino, pero desde hace 10 años decidió incursionar en los negocios con el restaurante San Agustín, como afirma en una entrevista para el periódico El Universal "hay empresarios que buscan por hobbie actividades artísticas y creativas; yo soy una artista que tiene por hobbie ser empresaria".

Margarita cuenta con dos churrerías, una en San Migue de Allende, Guanajuato y la otra en plena avenida Insurgentes en la Ciudad de México. La actriz decidió que fuera una churrería debido a que "los churros y el chocolate son la merienda perfecta para cualquier época del año, siempre hay tiempo para reunirse con la familia a disfrutar de unos crujientes churros de azúcar, ya sea para el desayuno, de postre o en la cena" lo mejor de todo es que Gralia se da tiempo para atender personalmente en algunas ocasiones  a sus clientes, porque como ella misma menciona "la gente no sólo va a comer, sino también a ser bien atendido y que lo hagan sentir importante"

Por otro lado,  la cantante y actriz Anahí también le sabe muy bien a los negocios de vanguardia, pues no dudó en sacar provecho de una de sus más grandes pasiones: los zapatos. Aviesta es una tienda en línea donde puedes comprar zapatos y bolsas especialmente seleccionadas por ella cada mes.

Siento que lo que hizo Anahí fue aprovechar la gran área de oportunidad que son sus más de 6 millones de seguidores en Twitter, pues la mayoría de ellos podrían ser sus clientes potenciales. "Yo soy la Directora Creativa de esta tienda, lo importante es que cada par de zapatos lleve mi toque muy personal" declara para la revista Caras.

La actriz Silvia Navarro es otra de las mujeres emprendedoras que han decidido incursionar en la industria restaurantera, abriendo un hermoso lugar en una vieja casona de la colonia Roma, el toque que hace diferente a este restaurante es que la comida que vende "es mexicana pero muy poco convencional ya que los ingredientes son mexicanos pero las técnicas de salseo y cocción son afrancesadas" Sabor Amor es el nombre del lugar y hasta el momento ha tenido mucho éxito. El proceso para abrir este negocio no fue fácil pues Silvia afirma que "tuve que tomar un curso rápido de emprendedurismo, no lo estudié en la universidad, pero la pagué, dice para CNNExpansión. La educación es de lo más importante cuando se trata de hacer negocios" este es un punto básico para toda mujer emprendedora, reconocer que no se tienen ciertos conocimientos y de inmediato buscar capacitarse.

La actriz y conductora Lorena Enríquez,  abrió sus horizontes y se fue por la segura, una franquicia de Casa de Empeño  "desde hace mucho tenía ganas de invertir en algo, pero no tenía idea en qué hacerlo, lo que sí sabía es que quería que fuese una franquicia, porque ellos te apoyan en logística y en datos sobre donde te conviene ponerlo, pues ya tienen conocimiento de la marca" declara para TVNotas este es un buen punto que podría determinar el éxito de un negocio, sin embargo esto no siempre es seguro. La actriz decidió abrir este business porque "también quería un negocio que ayudara a la gente, así que si necesitan dinero para unas medicinas simplemente vienen, empeñan algo, y solucionan su problema"

Yadhira Carillo, es otra de las mujeres que tiene muy claro el objetivo de su negocio: vender zapatos. "Tengo cinco puntos importantes para vender zapatos: que sea muy bonito, muy cómodo, que no lastime la piel, con un súper precio y que sea básico para poderlo usar con todo tipo de ropa, mis clientes son de clase media, así que no tiene sentido rentar un lugar lujoso donde sé que no comprarán, un tianguis es la mejor opción" Actualmente la actriz planea abrir otras zapaterías en el oriente y poniente de la Ciudad de México para que el negocio siga creciendo.

¿Qué podemos aprender de ellas? En primer lugar su capacidad de decisión, ellas querían poner un negocio, dejaron a un lado los miedos y lo pusieron, obviamente analizaron sus áreas de oportunidad y armaron un equipo de trabajo que pudiera fortalecer esos aspectos en los que ellas no son muy buenas, sin embargo algunas de ellas nos se cruzaron de brazos y decidieron capacitarse. Por otro lado también tomaron en cuenta el tipo de público al que querían llegar pues no tenerlo establecido podría desviar los objetivos del negocio y sobre todo se dieron cuenta cuál es su verdadera pasión y la manera en la que podrían obtener beneficio económico de ella.¿Ya detectaste tu pasión? ¿Qué esperas para hacer de ella todo un negocio exitoso?

Fuente: CNN, TVNotas, Caras, El Universal, SDPNoticias

 

 

 

 

powered byDisqus