Paloma Noyola, la siguiente Steve Jobs

© Wired.com

La revista Wired exaltó a la estudiante mexicana considerada genio y el método de enseñanza de su profesor, en la portada de la edición de noviembre.

La portada de la publicación americana, en la edición de noviembre, incluyó a la estudiante tamaulipeca (México) para exaltar el método de enseñanza aplicado por su profesor, que la llevó a ser la más alta puntuación a nivel nacional en el área matemática de la prueba Enlace; tema que desarrollan ampliamente en el artículo “Cómo un nuevo radical método de enseñanza podría desencadenar una generación de genios”.

La historia de Paloma Noyola saltó a la superficie por ser una niña que vive en una zona marginada, además de pobre, tremendamente conflictiva e insegura; la escuela primaria en la que estudia es incluso señalada como un “lugar de castigo” por ubicarse cerca de un basurero, en la ciudad fronteriza de Matamoros.

Su profesor Sergio Juárez Correa, desanimado (y aburrido) porque los programas educativos oficiales no ayudaban a mejorar el rendimiento académico de su grupo, empezó a investigar y a leer nuevas alternativas de enseñanza; y así basado en las experimentaciones educativas de Sugata Mitra, profesor de tecnología educativa en la Universidad de Newcastle en el Reino Unido, aplicó poco a poco teorías novedosas que son implementadas en primer mundo y que a su vez constrastan con los obsoletos métodos mexicanos donde “el modelo dominante de la educación pública está fundamentalmente arraigada en la revolución industrial, donde valoran la puntualidad, regularidad, la atención y el silencio sobre todo lo demás”.

El profesor se centra, entre otras cosas, en promover entre sus alumnos la idea del potencial que cada uno puede explotar a partir de adquirir el conocimiento por sí mismos y resolver problemas a través de la reflexión, que los alumnos controlen su aprendizaje y no los maestros, al tiempo que usaba también el internet, en su limitado acceso, como una herramienta que colaborara para el mismo fin.

Al detectar que una de sus alumnas, Paloma Noyola, obtenía respuestas de manera casi instantánea, Sergio Juárez se sorprendió y empezó a trabajar con la aptitud de la que esta niña estaba dotada para las matemáticas; al preguntarle por qué antes no había manifestado esta habilidad, ella respondió “porque nadie lo había hecho interesante”.

Por último, esta importante publicación apunta que Paloma, calificada como una Steve Jobs, y su maestro son una prueba del éxito de las teorías educativas de la nueva era tecnológica, a pesar de las condiciones adversas; y que estos métodos podrían desarrollar verdaderos genios.

Resulta interesante cómo esta revista, para profundizar en el tema de que los sistemas educativos necesitan ser reinventados y adaptados a los nuevos tiempos, pone de ejemplo a Paloma y Sergio Juárez. ¡Qué orgullo que estos mexicanos sean considerados dignos modelos que trascienden fronteras revolucionando la educación!

© Wired.com © Wired.com

© Peter Yang

Fuente: Wired

powered byDisqus