Vamos a la cocina… pero no a cocinar!


¿Te ha pasado que el labial que te quedaba excelente fue descontinuado?¿O que te regalaron un rubor demasiado oscuro? ¿O que tienes demasiadas sombras rosadas? ¿Se han secado algunos de tus productos.

¡No lo botes! eso tiene solución.

Los beneficios de hacer tus propios productos de maquillaje son varios. Primero, ahorras plata, ya que sólo necesitas cantidades ínfimas de los ingredientes, y puedes reutilizar lo que ya tienes. Segundo, ayudas a cuidar el planeta, minimizando los desechos y el transporte de tus productos. Tercero, no usas químicos nocivos, ya que no le agregarás preservantes a tus productos.

Por esto mismo, lo ideal es elaborarlos en pequeña cantidad, de modo tal que alcances a usarlos antes de que  se te echen a perder.

Navegamos por la web y encontramos algunas recetas muy entretenidas.

Rubor rápido en polvo: mezcla 2 cucharadas de maicena con unas gotas de colorante vegetal, mezclar con cuidado para que no queden grumos y guardar en un potecito vacío.

Labial de chocolate: 1 cdta de manteca de cacao, 1 cdta de aceite de coco, 1 cdta de vitamina E, 1/4 de cucharadita de chocolate rallado. Busca una olla pequeña y derrite todo a fuego suave y a baño maría. Antes de que se enfríe, colócalo en un envase pequeño y deja enfriar y solidificar. Guárdalo en un lugar fresco.

Brillo labial humectante: Ingredientes: 2 cucharaditas de cera de abeja, 1 cdta de miel, 7-8 cucharaditas de aceite de almendras, 5 gotas de aceite esencial, vitamina E cápsula.
Calentar la cera y el aceite en un plato en el  microondas por 1 – 2 minutos. (No decia la potencia así que vayan de a poco y cuidado con quemarse)  Con la ayuda de un alfiler, perforar la cápsula de vitamina E y poner el contenido en el plato seguido de miel. Revolver y guardar en el envase.

Base para sombra: esto tiene como objetivo resaltar los colores de las sombras; por lo que si tienes un evento especial, puedes hacer resaltar mucho más tus sombras del día a día, y fijarlas para que duren más:

Ingredientes: 1 cm de corrector de ojeras en barra, maquillaje en crema blanco, gloss de labios ultra pegote de color neutro (hurga en tu cosmetiquero por uno viejito) crema hidratante suave, envase.

Mezcla en el envase los ingredientes en el orden dado; agrega poca cantidad de gloss y la cantidad de la crema necesaria para darle concistencia. Mezcla con un cuchillito plástico o un palito de helado.

Paleta de maquillaje: ¿Recuerdan el otro día que hablábamos de los kits de maquillaje? Bueno, a mí al menos nunca jamás se me hubiera ocurrido hacer mi propia paleta de maquillaje; tomando una caja plana de cartón o acrílico o una caja de dvd´s vieja y las sombras, rubores y brillos de labios que vienen en ese formato, es cosa de agarrar una pistola de silicona y pegarlas. Esta es una excelente alternativa para salvar aquellos productos que te quedaron sin tapa porque se rompió o perdió. Quedan todas ordenadas y portátiles y lo mejor de todo, tú puedes elegir tus propios colores!

Mezcla de productos existentes: para humectar productos secos, usa aceite de ricino, (también sirve para el pelo, ojo). Puedes hacer una sombra en crema a partir de una en polvo, o un labial a partir de una sombra; humectar un labial seco. Mezclar una sombra demasiado oscura con una más clara para obtener el tono perfecto o arreglar esa base demasiado clara para tu tono de piel. ¡Qué entretenido!

* Chicas, recuerden que como estos son cosméticos hechos en casa, no han sido prudentemente probados y estudiados, por lo que es muy importante que prueben en el dorso de su mano y que no utilicen esto en el día de un súper magno evento.

Keeping sharing simple...
5
Keeping sharing simple...
5