Nuevo anillo vaginal busca proteger a mujeres del SIDA

por

925 posts

Una alternativa que podría convertirse en una verdadera esperanza, sobre todo, para aquellos países del África subsahariana.

Un nuevo método podría convertirse en una verdadera esperanza, luego de terminar sus últimas fases de ensayo: “El anillo vaginal anti-VIH”, capaz de liberar sustancias antivirales para proteger a las mujeres de contraer SIDA durante la relación sexual y con el que además se espera combatir la propagación de contagios en África subsahariana.

De los cerca de 34 millones de personas conviven con el virus del SIDA, la mayoría  corresponde a habitantes de países africanos, donde los esfuerzos para extender el uso del preservativo masculino no ha tenido mucho éxito, y las mujeres, naturalmente por factores biológicos se encuentran más vulnerables a contraer el virus.

Frente a esto, el grupo Internacional para los Microbicidas (IPM) está desarrollando diversos fármacos para combatir el VIH, los que podrían aplicarse en forma de gel vaginal.

Sin embargo, la alternativa que ha llamado verdaderamente la atención, es justamente el anillo vaginal, que funciona de la misma manera que los anillos anticonceptivos pero, en lugar de liberar hormonas, despide compuestos antivirales.

En estos momentos el IPM se encuentra realizando las últimas fases de ensayo en dos modelos: el primero capaz de liberar un microbicida llamado dapivirina y que está siendo probado en 1.650 mujeres del sur de África y el segundo, un tipo de anillo que segrega la mezcla de dos antivirales – dapivirina y maraviroc-, y que se está estudiando en 48 mujeres estadounidenses.

Según el IPM otra de las ventajas del anillo vaginal es que “es un método de prevención que depende exclusivamente de la mujer y no está sujeto a la decisión del hombre. Dura cuatro semanas y se puede llevar siempre puesto”, explica.

Por lo que una vez probada su eficacia, se espera poder contar con los fondos suficientes de diversas fundaciones privadas y de Agencias de Cooperación estatales para extender su uso en las poblaciones de los países más vulnerables a contraer la enfermedad. Sin duda, una gran iniciativa. ¡Crucemos los dedos!

Fuente: “El anillo vaginal contra el VIH llega a su última fase de ensayos” (El País)