“A la mujer le está yendo mal porque quiere hacer de todo”, dice dueño de TV Azteca

por

311 posts

Eso y más declaró Ricardo Salinas Pliego en un foro de negocios

El empresario Ricardo Salinas Pliego, propietario de TV Azteca y de las empresas de los “abonos chiquitos” como Elektra y Banco Azteca, hizo las siguientes declaraciones en un foro de negocios, según La Jornada:

En la sociedad moderna a la mujer le está yendo mal porque quiere hacer de todo y cosas muy difíciles. A ver: producir un bebé, criarlo, educarlo. Es una cosa valiosísima. Pero nosotros como sociedad no lo valoramos

También agrega:

Todas las mujeres quieren estudiar y salir a trabajar, y aparte ser amas de casa. Chihuahua (expresión que equivale a decir ¡Caramba!), pues es una cosa bastante difícil y complicada de lograr. Superwoman se quedó chiquita.

Lo que manifiesta es que las mujeres se queden en casa, criando hijos como tarea reservada a la madre, o cualquier otra actividad pero sólo una a la vez. ¿O cómo? Las mujeres tenemos más ambiciones por desarrollar que la visión tradicional que expone en sus comentarios. Y sí, las mujeres pueden estudiar, trabajar y ser madres, y no, no a todas les va mal.

A menos que, como remata en la siguiente declaración:

¿Cómo puede ocurrir esto? Todos los padres deberíamos pagarle sueldo a nuestras señoras por criar a nuestros hijos. Mínimo. ¿Me entiendes? Hay que valorar esto. Como no se valora, entonces se dice “ponte a trabajar, vieja fodonga”

Así, sí estoy segura que las mujeres la pasarán dificilísimo. Si el hombre le deja toda la responsabilidad de la casa, la familia y los hijos a la mujer. ¡Claro que le irá súper mal con un hombre que no aporte a la crianza, ni se haga cargo de responsabilidades que son compartidas! No, no es suficiente “valorar” solamente, también hay que actuar, sino pues ¿cómo?

No me queda decir más que su “indulgencia” no es ni tantita halagadora; aún queda por demostrar a la sociedad todo lo que una mujer es capaz de hacer, claro sin tener además que llevar cargas pesadísimas como la irresponsabilidad del otro en compromisos compartidos.

¿O ustedes qué piensan?

Fuente: La Jornada