Mujeres de Nepal escalan las 7 montañas más altas de cada continente

por

267 posts

Siete mujeres se unen derrotando mitos en su cultura y expandiendo el empoderamiento femenino en el mundo.

Nacidas en Nepal, provenientes de distintas culturas, estas siete chicas se inscribieron para ser parte de la primera expedición de mujeres al Everest en el 2008. Sin antes haber tenido experiencia, llegaron a la cima venciendo lo que muchos jamás creyeron que lograrían.

Con ya una cúspide a sus espaldas, se unieron creando el grupo Seven Summits Women Team. Seis años después, lograron su meta: demostrar que ellas también pueden escalar las siete montañas más altas de cada continente.

Shailee7Summits vía Flickr

Shailee7Summits vía Flickr

Esta incursión que comenzó en el Everest, las llevó a recorrer el mundo conquistando cimas:

  • En julio del 2010, escalaron la cumbre australiana Kosciuszko/Targangil.
  • A finales de agosto de ese año viajaron a Europa para escalar el monte ruso Elbrus.
  • En marzo del 2013, estuvieron en Tanzania, África para subir la montaña Kilimanjaro.
  • Llegaron a Sudamérica en busca de la montaña argentina Aconcagua en febrero del 2014.
  • En junio de ese año, estuvieron en la cúspide más alta de Norteamérica, el monte Denali en Alaska.
  • Finalmente, el 23 de diciembre de dicho año alcanzaron la cima de la montañaVinson en la Antártida.

Juntas podemos llegar más alto” es el lema que las mantiene en movimiento. Ya alcanzaron su meta en las siete cimas, pero quieren seguir fomentando la importancia de la educación, el empoderamiento femenino y de los jóvenes, y la conservación y defensa de la naturaleza.

Tras su última aventura en la Antártida, ayer tuvimos la oportunidad de conocerlas y hoy de dar a conocer su historia.

Shailee Basnet

Shailee7Summits vía Flickr

Shailee7Summits vía Flickr

Shailee es la coordinadora del grupo. Además de escalar montañas, trabaja como periodista en el medio nepalés Himalmedia.

Maya Gurung

Shailee7Summits vía Flickr

Shailee7Summits vía Flickr

A Maya no le gustaba el estilo de vida del resto de mujeres en su familia y en su pueblo. A temprana edad fue una novia fugitiva. Con tan sólo 14 años huyó de casa sin saber a dónde ir para evitar un matrimonio arreglado.

Asha Singh Kumari

Shailee7Summits vía Flickr

Shailee7Summits vía Flickr

Asha proviene de una comunidad donde las mujeres deben llegar al altar lo antes posible. Teniendo cinco hermanas más, su abuela decidió que tenían que invertir en su educación porque era la más fea de todas por lo que nadie querría casarse con ella. En el grupo de escaladoras, la nombraron la más linda.

Chunu Shrestha

Shailee7Summits vía Flickr

Shailee7Summits vía Flickr

A los nueve años, Chunu comenzó a trabajar para apoyar económicamente a su familia. Su habilidad por cuidar a los demás la adjudicó el sobrenombre “mamá Chunu“.

Pujan Acharya

Shailee7Summits vía Flickr

Shailee7Summits vía Flickr

Oriunda de un pueblo donde las mujeres no hacen más que las tareas del hogar, Pujan creció con un espíritu aventurero por los deportes. Como las niñas no participan en deportes, ella solía jugar con los hombres.

Nimdoma Sherpa

Shailee7Summits vía Flickr

Shailee7Summits vía Flickr

Más conocida como Nim, cuando era niña sólo iba al colegio porque les daban comida. Gracias a eso, aprendió desde muy joven cómo la educación podía cambiar su futuro para que pudiese hacer lo que quisiera.

Pema Diki Sherpa

Shailee7Summits vía Flickr

Shailee7Summits vía Flickr

Pema creció con dificultades para aprender en la escuela. Nadie esperaba mucho de ella, pero sus padres nunca se rindieron ni sus profesores. Cuando no está escalando montañas, su pasatiempo favorito es dar charlas motivacionales a niños.

Rumbo a su país natal, estas siete chicas son un ejemplo a seguir de empoderamiento. Cuando existe pasión, no hay límites.