La otra brecha de género: la reivindicación del orgasmo femenino

La otra brecha de género: la reivindicación del orgasmo femenino

por

1924 posts

Cuando se trata de sexo, los orgasmos femeninos nunca deberían ser opcionales.

Hace unos días estaba leyendo artículos sobre sexualidad en Internet. Me topé con los típicos “Cómo hacer que tu novio vea estrellas durante el sexo” o “Técnicas infalibles para alcanzar el placer”.

Debo reconocer que muchos de esos títulos me dieron urticaria. Partiendo por la idea de que “tenemos” que lograr que la otra persona vea estrellas, de otra manera, no habrá placer o disfrute.

Vivimos en el mundo real, no en una película. No somos los protagonistas de una novela erótica y tampoco personajes creados a partir del imaginario sexual de algún autor o escritor.

Como somos de verdad, tenemos que hablar de sexo real. Es cierto; hay formas comprobadas para aumentar el disfrute, pero sigo pensando en la idea de que no se pueden definir “tecnicas” o “formas infalibles” para sentir placer, simplemente porque es demasiado personal y subjetivo.

Lo que sí es objetivo, es que las mujeres tenemos que alzar la voz. Tal como leí en un artículo del portal Psychology Today, vivimos en una sociedad que le da demasiada importancia a la penetración, como si fuera lo más importante del sexo.

© Tumblr

© Tumblr

Claro, si nos enfocamos en la perspectiva masculina, la penetración tiene bastante importancia. ¿Qué pasa con las mujeres? Sabemos que el porcentaje de mujeres que tienen orgasmos vaginales es muchísimo menor que las que logran el clímax con la estimulación de otras zonas (clítoris, pezones).

Sabiendo esto, tiene sentido afirmar que, para la mujer, el sexo empieza desde la estimulación previa. Podemos sentir tanto placer sólo con eso, que la penetración es un complemento a toda esa experiencia.

El sexo resulta totalmente placentero, pero cuando quieres tener un orgasmo y sabes que no puedes hacerlo a través de la penetración, alza la voz, comunícalo, valídalo.

El coito no es lo mismo que el sexo. El coito es el acto mismo, el sexo involucra muchas otras cosas, algunas incluso más importantes que el coito mismo.

Así como ha dicho la actriz y comediante estadounidense Amy Schumer: “cuando se trata de sexo, los orgasmos femeninos nunca deberían ser opcionales”. Dile a tu pareja que quieres y debes hacer valer tu derecho a tener orgasmos, siempre.