“Jotes y Pasteles”, guía práctica de galanes

por

5212 posts

Conoce la mirada de cinco mujeres sobre los hombres chilenos y sus técnicas de conquista.

Hablar de amor romántico y/o relaciones hoy en día parece, a simple vista, un tema superficial y del cual muchos hacen burla, aunque en el fondo, saben que también les importa, pero no quieren quedar de “mamones” o “mamonas” frente a los demás.

Y es que con la cantidad de problemas que vivimos en la sociedad actual, los temas de pareja son dejados para apartados en revistas o para las últimas páginas de los medios enfocados en “mujeres”.

La verdad es que todos hemos sufrido alguna vez por amor. Muchos han dejado de creer, otros se especializan en la colección compulsiva de parejas y/o amantes, mientras algunos han encontrado a su complemento para siempre o por un tiempo -eso nunca se sabe-. Lo que sí tenemos en común es que todos tenemos nuestras técnicas para seducir y enamorar. Depende de qué es lo que quieras conseguir.

Entrando en este laberinto de emociones podemos encontrar una amplia fauna de personas, o más bien personajes, que nacen del imaginario de hombres y mujeres en torno a la seducción y ego en cuestión de amor romántico.

Pues bien, nadie mejor que un grupo de mujeres para definir lo que nosotras vemos cuando conocemos a ciertos hombres que parecen sacados de un libro de comics más que de la vida real.

Las chicas de faqmen se remangaron las blusas y tronaron los dedos para crear una completa guía de los más famosos “Jotes y pasteles” con los que cualquier mujer puede encontrarse en la vida.

Puede, incluso, que alguna de ustedes tenga una relación con alguno de ellos, pero como se dice por ahí, cada oveja con su pareja. Lo importante es que al menos no caigas en su argucia. Si los vas a escoger como compañero que sea totalmente consciente sabiendo los pro y los contra.

Este libro se convierte así, en una guía práctica que todas debemos leer al menos una vez en la vida y obviamente el paso a seguir es conversar con las mujeres que te rodean. Me parece un excelente regalo de navidad, cumpleaños, divorcio, todo tipo de rupturas, etc.

A continuación les dejo algunos de los consejos y análisis de estas sobrevivientes de los hombres actuales que revolotean como buitres alrededor de las mujeres.

-¿Cuáles son los 3 tipos de hombres que aparecen en “Jotes y pasteles” más despreciables?

Laura: ¡Uf! De que hay jotes y pasteles bien despreciables, los hay, y elegir sólo tres puede ser bien difícil.

Pero siempre hay algunos que son del terror, como el Carroñero, que espera a pillarte volando bieeeeen bajo, ojalá después de que hayas invocado a guajardo para que no tengas cómo defenderte, y con la mejor pinta de Golum, termina siendo el paradigma del hueón que jamás te agarrarías (o te volverías a agarrar), ni aunque te pagaran.

Al Misógino tampoco podemos dejar de nombrarlo. Ese infeliz que cada vez que se encuentra con una mina a la que le va bien en la vida, no puede evitar decir ‘obvio que le va bien, con esas tetas/fotos/piernas a mí también me iría la raja’. O si te pilla mal genio siempre es porque ‘te falta vitamina P’. Despreciable por donde se lo mire.

Y por último, creo que el Embustero es uno de los que más me carga, porque es tan, pero tan mentiroso y fresco, que en el fondo engloba a varios otros pasteles. El Casado y el Infiel son embusteros de tomo e incluso el Tacaño y el Eterno Estudiante tienen un poco de él. Así es que creo que por lejos, el que gana la competencia del desprecio es El Embustero.

Foto: Monica Molina

Foto: Monica Molina

-Todas nos hemos enamorado alguna vez de uno de estos “Jotes y pasteles”, a cuál dirían ustedes que se le perdona todo porque de todas maneras es uno de los más valiosos de la lista. Algo así como el favorito.

Laura y Karen: Lo complicado de esta pregunta, es que tiene tantas respuestas como lectoras y escritoras del libro… creo que cada una de nosotras tiene su propio favorito.

El Guerrillero Moderno, por ejemplo, tiene tal convicción y pasión por su lucha que sólo te imaginas su mirada penetrante y se te desintegran los calzones de una, su problema es la arrogancia pero se le puede pasar.

El artista también tiene ese qué sé shó que hace que una (y las 50 groupies que vienen detrás) se derrita cuando lo ve en un escenario y le perdone todos los pasteleos.

El otro que es simpático es El Perseverante, porque te sube la autoestima y siempre está ahí prestando el hombro y otra cosita cuando terminas o necesitas un cariñito, además es un jote fiel que nunca, nunca te deja de jotear.

Y, ¿sabes qué? Hay uno que es tremendo pastelazo, pero va tan de frente y sin rodeos que su honestidad lo termina salvando de toda culpa: el Pingaloca. Porque no miente; él es caliente y todos lo saben, siempre está disponible cuando uno anda soltera y se puede transformar en el mejor tiramigo que puedas tener.

Foto: Monica Molina

Foto: Monica Molina

-¿Cuando escribieron sus historias pensaron en ex parejas? ¿Alguno de sus ex podría verse retratado en alguno de estos relatos? ¿Cómo fue ese proceso creativo?

Fran: Todas las historias vienen de experiencias cercanas y, claro, más de alguna viene de experiencias propias. De seguro hay varios ex nuestros que se van a sentir identificados en más de un jote o pastel. Quizás no haya UN espécimen que sea 100% alguno de nuestros ex, pero sí hay elementos de ellos en varios de nuestras historias. Digamos que son nuestros musos inspiradores, para bien y para mal.

El proceso tiene que ver con reírse de una misma, de lo que nos ha pasado y de lo que le pasó a la amiga, a la hermana y a la mina que estaba sentada en la mesa de al lado en el bar, ahogando sus penas en alcohol. Recordar historias y anécdotas y caricaturizarlas. A todas nos han joteado y nos han roto -aunque sea un poquito- el corazón, por lo que historias hay de sobra. Lo entretenido de este proceso fue hacer la caricatura de estos tipos y sacar todas sus características a la luz. ¡Fue un proceso muy divertido, que nos sacó más de una carcajada!

-En los últimos años se ha hecho cada vez más complejo para muchas personas encontrar su media naranja y por esto, en algunos casos, entran en relaciones que les hacen daño o no las satisfacen del todo. ¿Creen que el amor romántico está en peligro? ¿Por qué?

Laura: No creo que el problema de encontrar tu compañero de vida ponga en peligro el amor romántico… es verdad que muchas veces nos cuesta muchísimo y entramos en relaciones viciadas y viciosas, pero es parte del aprendizaje que vamos adquiriendo para poder lograr esa tan anhelada ‘estabilidad’. Lo que creo que nos pasa es que tenemos tan inculcado el cómo debe ser ese amor (bieeeen perfecto y romántico), que por eso mismo nos vamos entrampando en relaciones tortuosas.

Karen: El amor es lindo la gente es la fea, el amor romántico peligra porque las personas están tan apuradas en encontrar el amor que no tienen paciencia y se conforman con lo que llega, idealizan y cuando se dan cuenta que el que está al lado no es lo que “crearon” se van a la cresta, se odian, se derrumban y le echan la culpa al amor de sus malas decisiones.

-Me parece que el hombre actual se encuentra en medio de una crisis existencial. En lo que a relaciones románticas se refiere, su existencia ya no se resume en galantería, reproducción y abastecimiento (proveer) de la familia. Ahora muchas mujeres no quieren ser madres (o lo postergan), trabajan y ya no necesitan un proveedor y para qué hablar del tema de la galantería, cada vez las mujeres confían menos en un tipo que sea muy galante por el miedo al “chanta”. Démosles entonces un paso, ¿qué creen ustedes que es lo que queremos y esperamos las mujeres hoy en día de los hombres?

Karen: Yo creo que sí, ellos mismos se crearon un rol de macho proveedor durante años que ya no encaja en la nueva sociedad que hemos ido construyendo juntos y eso quizás los ha desorientado, pero más para los antiguos que ya tenían un ideal de lo que es una relación y una mujer, pero los nuevos, los más jóvenes vienen con un pensamiento de más compañerismo y alianza.

Ahora, las mujeres también estamos en un proceso complicado, del machismo absoluto pasamos a buscar la igualdad con herramientas masculinas para abrirnos paso y ahora estamos en un proceso de feminización de esa igualdad. De aceptar que no quiero ser igual sino par y en ese proceso descubrimos que no todas queremos al príncipe azul, porque puede tener distinto color dependiendo de mis necesidades. Al final todas buscamos un compañero de aventuras pero las aventuras de cada una son distintas.

Ahora, para saber qué es lo que una quiere de un hombre primero hay que conocerse bien a fondo y aprender qué es lo que no se quiere, pero es un trabajo individual para hombres y mujeres.

“Jotes y pasteles”. Manual de Chilean Lovers.

Autoras: Francisca Bahamonde | Andi Veloso | Karen Pavez |Javiera Sepúlveda | Laura Marinho
Editorial Planeta
$ 12.900
Fecha de publicación: 11/09/2015
268 páginas