¿Te sientes culpable por tener sexo casual? Esto podría hacerte cambiar de opinión

por

269 posts

En realidad no es tan malo como parece y puede traer múltiples beneficios.

Se tiene la creencia de que tener sexo casual, a la larga, puede ser perjudicial para algunas personas. Puede que la culpabilidad se apodere de tu cabeza, termines involucrando sentimientos o simplemente, no le encuentres sentido a lo que estás haciendo.

Es usual que algunos opten por este tipo de sexo tras una relación larga, una decepción amorosa o tan sólo por querer disfrutar sin ataduras emocionales. Para algunos funciona y para otros no, pero siempre se ha creído que las mujeres son las que salen perjudicadas, debido a su predisposición emocional y a que “deben cuidar su reputación”.

Sin embargo, todas estas creencias se pueden tirar por la borda porque, lo creas o no, el sexo casual no es tan malo como se pinta e incluso trae múltiples beneficios. Así lo determinó un estudio de Science of Us de Nymag y que se explica en el video de más abajo.

CC0 Pixabay

CC0 Pixabay

Se derribó el mito de que no es psicológicamente saludable, pues mejora la calidad de vida, hace que la gente se sienta mejor y menos estresada. Estas conclusiones se obtuvieron de una encuesta aplicada a un grupo de estudiantes universitarios.

Establecieron la relación entre el comportamiento sexual y el bienestar personal. De esto encontraron que no existe una línea clara entre el sexo casual y sentirse mejor o peor. En realidad, depende de otro factor llamado orientación sociosexual que tiene que ver cómo la gente se siente respecto a tener sexo fuera de una relación.

Dieron con una frase súper obvia, pero cierta: a la gente que no le gusta el sexo casual simplemente no lo tiene. Por lo tanto, los que sí lo hacen no se sienten mal porque fue una decisión consensuada.

Por lo tanto no se puede calificar como un hecho bueno o malo, ya que depende de la preferencia personal y de cómo la gente contextualiza la experiencia. Hasta que no se entienda esto, seguirá siendo un acto demonizado.