Qué hacer cuando tu deseo sexual no es igual al de tu pareja

Qué hacer cuando tu deseo sexual no es igual al de tu pareja

por

1924 posts

Es difícil no tomarlo de forma personal, pero es bueno analizar otros factores para entender por qué tu pareja “no tiene ganas”.

El concepto de deseo sexual suele ser un poco difuso. Podemos pensar que tiene que ver con la forma en que nos desenvolvemos normalmente en el sexo, con las ganas o con la cantidad de veces a la semana que tenemos relaciones con nuestra pareja.

Sí, tiene que ver, pero en realidad, el deseo sexual se conecta con muchas cosas más aparte de eso. Primero, hay que considerar que existe el factor hormonal en esta dinámica, y como no sabemos que existen desequilibrios, creemos que la baja libido se debe al estrés o a la pérdida de interés.

Claro que hay días o periodos en la vida en que estamos más cansados, con mucha presión y responsabilidades, y eso también puede afectar nuestra sexualidad. Pero, ¿qué ocurre cuando tu pareja pasa semanas, meses o incluso años diciéndote que “no tiene ganas”?

Las cosas se complican y los diálogos se convierten en pequeñas guerras por quién tiene la culpa o la razón. En vez de apuntarse con el dedo, lo primero es conversarlo, comunicarse y pedirle al otro que exprese lo que le pasa, sin prejuicios o interrupciones.

Que tu pareja no quiera tener sexo o que tú no quieras tenerlo con tu pareja no tiene por qué significar que ya no lo deseas. Usualmente y por temas sociales y culturales, relacionamos la falta de deseo con la infidelidad, pensando en que todas esas ganas son satisfechas con otra persona que no es la pareja oficial. Puede pasar, pero no es imperativo.

En qué pensar y cómo actuar

El portal Psychology Today entrega consejos prácticos sobre este tema. La idea es desenredar todo lo que puede estar provocando problemas y permitir que la relación no se centre sólo en las veces que se tienen sexo, sino que también en lo que lo rodea.

  • Que tu pareja no tenga las mismas ganas no significa que tenga que ver contigo como persona
  • El deseo sexual también tiene que ver con la autoestima o con falta de seguridad en sí mismo
  • Trata de no actuar a la defensiva: eso te alejará aún más de tu pareja y del problema
  • Piensa en la relación y el tiempo que se dedican uno al otro
  • Fíjate en lo que dices: a veces, hablar demasiado de los problemas puede afectar el deseo sexual del otro
  • Piensa en tu relación y en esos momentos en que tu pareja tenía más deseo sexual. Fíjate en lo que ha cambiado
  • Piensa en contacto físico sin asociarlo de inmediato al sexo. Las caricias suaves son estimulantes y hacen que crezca el deseo
  • Sé honesto y habla de lo que te preocupa. A veces, la sinceridad puede doler, pero al final, la consecuencia puede ser positiva