Las señoritas sí gimen, y fuerte

Las señoritas sí gimen, y fuerte

por

1924 posts

Las mujeres no tienen la culpa de que no sepas sobre ellas. Tampoco deben justificar tu egoísmo en el sexo, expresándose menos de lo que quieren.

Las pocas veces que logramos hablar abiertamente de nuestra vida sexual, lo hacemos con las amigas. Tampoco es con todas por igual, porque tenemos tanto miedo de ser juzgadas que hablamos sólo con las que confiamos y que además, sabemos que tienen una mente más o menos abierta en términos sexuales.

Es irónico, porque la sociedad está obsesionada con el sexo, pero al mismo tiempo, somos demasiado cobardes para asumir que es así. Pero más que cobardía, podemos decir que para las mujeres, no hablar de sexo es “lo correcto” (así lo piensan algunos, aunque sea estúpido).

El hombre alardea de su tamaño y potencia sexual, y no emite comentarios al respecto cuando alguien comprueba que son sólo alardes. La mujer no alardea, y la que lo hace, es catalogada de promiscua. ¿La explicación? Ya sabemos, el machismo.

iloveclauren.tumblr.com

iloveclauren.tumblr.com

Las mujeres deben hablar de sexo y eso es lo correcto. No podemos saber si estamos teniendo buen sexo si no compartimos experiencias. Hay mujeres que han estado casadas durante años, y que nunca han tenido un orgasmo. Hay otras que no saben qué es tener un orgasmo.

La solidaridad femenina también va por ese lado. Cuando compartes experiencias, aprendes y otras aprenden de ti. Puedes hacerle saber a otra mujer que tiene un mundo entero de placer por descubrir, y justamente se ha privado de eso por no hablar, por no preguntar.

Gemir fuerte no es de prostituta o estrella porno, disfrutar del sexo es natural (y necesario), exigir lo que te gusta es lo que te mereces. Cuando dejemos de creer todas las ideas que la sociedad se ha encargado de poner en nuestras mentes, vamos a descubrir que tenemos ese potencial y que debemos estar orgullosas de ello.

Abramos la mente y quitémonos los prejuicios de encima. ¿Te gusta demasiado el sexo? Qué bien. ¿Gimes fuerte? Excelente. ¿No aceptas mal sexo? Respetable. Tú decides. Tienes el mismo potencial que esa mujer que dice alucinar con el sexo. Úsalo.