50 reglas feministas que te llevarán a una relación de pareja liberadora

por

5104 posts

“No voy a tener sexo sólo para demostrar que estoy liberada”, es una de las ideas que plantea la escritora alemana Suzannah Weiss.

Durante los últimos años y debido al resurgir del feminismo muchos conceptos se han hecho protagonistas de las conversaciones y de la nueva conciencia de quienes responden a este movimiento y a la idea de la igualdad y el respeto por la mujer que también es un ser humano.

Por otra parte, existen muchas congéneres que recientemente se han acercado a los ideales feministas por primera vez y aún no llegan al nivel de saber cómo expresar profundamente sus valores o que se sienten vulnerables ante la sociedad por pertenecer al movimiento feminista.

Para ellas, para nosotras, para todas es este manifiesto escrito por la alemana, Suzannah Weiss, quien colabora con una serie de medios de comunicación como el Washington Post, Bustle y Vice, entre otros. La escritora creó una lista con 50 reglas feministas que te llevarán a una relación de pareja liberadora y a fluir naturalmente, sin tener que censurarte por mantener una relación “romántica”.

En el texto, Weiss comenta los motivos por los que se decidió a crear este manifiesto, uno de ellos es el cansancio de que le repitieran constantemente que “no debería ser demasiado exigente” o cuando un amigo le recomendó dar una oportunidad a un tipo machista porque “podría haber sido un malentendido” o cuando un “novio ignoró mis quejas sobre el dolor durante una relación sexual”.

La escritora asegura que tras una vida de “recomendaciones” se conformó y mucho, que llegó a ignorar sus propios sentimientos para encajar. Pero se aburrió, “decidí que si estar en una relación requería ocultar mi feminismo y soportar el sexismo, preferiría estar solo”, comenta en su columna.

“En mi relación actual, noto que este sentimiento se arrastra de vez en cuando, y es entonces cuando sé que no estoy siendo fiel a mí mismo. Una vez que hablo de mis necesidades como feminista, me siento valorado en la relación de nuevo -porque me estoy valorando a mí mismo-” agrega.

Personalmente, luego de leer el artículo -publicado en everydayfeminism.com– me pareció práctico para lograr ser más fiel a mi como una mujer feminista sin perderme en el camino por un montón de necesidades mal planteadas o mal entendidas. Creo que como a mí me deslumbró y me servirá para fortalecer los límites de mi paciencia y lo que estoy dispuesta a transar, también les podría servir a ustedes.

50 reglas feministas que te llevarán a una relación de pareja liberadora

1. No esconderé mi feminismo para que alguien me guste. Si tienen un problema con él, no quiero salir con ellos de todos modos.

2. No voy a comprar el mito de que “merezco” o no ciertas personas debido a mi apariencia, mi clase, o mis logros.

3. No me siento obligado a tener sexo con alguien sólo porque lo están esperando.

4. No me siento obligado a salir con alguien sólo porque es “agradable”.

5. No me siento obligado a hablar con alguien sólo porque esa persona quiere que lo haga.

6. Decepcionaré a la gente si eso es lo que necesito para proteger mis fronteras.

7. Si alguien viola mis límites, no me preguntaré qué hice para que esto sucediera.

8. Ignoraré los consejos que disminuyan mi autoestima, que culpen a la víctima o que no me animen a resolver mi problema.

9. Mantendré la distancia con personas que normalmente dicen cosas negativas acerca de grupos oprimidos, y no me sentiré mal por ello.

10. Cuestionaré respetuosamente las elecciones de palabras o suposiciones de mis seres queridos, cuando sean sexistas, racistas u opresivas. Y lo haré con la convicción de que quieren ser mejores aliados, pero simplemente no saben cómo y mi intención será de ayudarles.

11. No dejaré que nadie me convenza de que soy “demasiado sensible” por sufrir por el sufrimiento de los demás, por “enojarme” al preocuparme de “pequeñas” injusticias o que tengo una “mentalidad cerrada” por oponerme a los demás en decisiones en los que ellos no se sienten igual que yo.

12. No voy a cambiar mis creencias sólo porque la mayoría de la gente alrededor de mí cree lo contrario.

13. No me disculparé por expresar mi descontento a mi pareja.

14. No dejaré que mi pareja me haga olvidar lo que pienso.

15. No voy a interiorizar las creencias de mi pareja si no estoy de acuerdo con ellas.

16. Si no estoy disfrutando del sexo, pararé.

17. Si no estoy seguro de algo que mi pareja quiere hacer, diré “no”, sabiendo que puedo cambiar de opinión.

18. Nunca voy a decir “bien” cuando me refiero a “tal vez”, o “tal vez” cuando me refiero a “no”.

19. Sólo tendré citas con feministas.

20. Dejaré a cualquiera que intente convencerme de que el feminismo no vale nada o de que el sexismo no es real.

21. No me sentiré obligado a pasar el rato con los amigos misóginos, racistas o intolerantes de mi pareja.

22. No voy a callar mi activismo, afeitarme el pelo de mi cuerpo, o hacer cualquier otra cosa que me dé el tono para encajar con los amigos o la familia de mi pareja.

23. No compraré el mito de que soy “una princesa” y que me traten de una forma especial para asegurar que mis necesidades emocionales se cumplan.

24. Exigiré cortesía, comunicación y consideración sobre el consentimiento incluso de mis compañeros sexuales más casuales.

25. No voy a tener sexo sólo para demostrar que estoy liberada.

26. El sexo solo incluirá lo que quiero que incluya. Me sentiré libre de renunciar a los besos, la penetración, los orgasmos y cualquier otra parte “normal” del sexo que realmente no quiero.

27. No voy a vivir en una línea de tiempo que dice que debo asociarme, casarse, o tener hijos de cierta edad.

28. No rechazaré a la gente porque otros la consideran “diferente” o consideran la relación “no convencional”.

29. Yo averiguaré cómo me siento acerca de cada individuo que conozco, en lugar de seguir los roles sociales prescritos para nuestra dinámica.

30. Me esforzaré por cultivar el amor por todos, rechazando una definición estrecha de amor que dice que debe ser sentida o expresada de cierta manera hacia una selección de pocas personas.

31. No voy a castigar a mis compañeros o amigos basados ​​en estereotipos.

32. Me sentiré libre de hacer elecciones de relación basadas en intuiciones, aunque no pueda explicarlas, y valores que no tengan sentido para los demás.

33. No voy a proyectar mis preferencias a mis amigos. Les daré poder para establecer relaciones que cumplan con sus criterios personales.

34. Haré todo lo posible para simpatizar con la “otra mujer” en lugar de dejar que los celos dicten mis acciones.

35. Me recordaré que otras personas no son realmente mi “competencia” porque no se trata de quién es el mejor -se trata de compatibilidad-.

36. No tendré actitudes “femeninas” o “masculinas” porque eso es lo que mi pareja desea o espera.

37. Exigiré madurez emocional, apertura y claridad a mis compañeros, sin importar su género.

38. Hablaré de las ETS con mi pareja sin detenerme.

39. No intentaré convertir un “no” o un “tal vez” en un “sí” de nadie.

40. No asumo que tengo consentimiento basado en el lenguaje corporal, experiencia pasada o cualquier otra cosa que no sea afirmación verbal.

41. Vestiré como quiera y hablaré con quien quiera sin temor a poner celosa a mi pareja.

42. No dejaré que mis compañeros me expliquen cosas como si supieran más que yo cuando no es así.

43. Si mi pareja hace algo irrespetuoso conmigo, voy a dejar claro que no está bien que me trate de esa manera.

44. Me aseguraré de que la forma en que mi pareja y yo dividimos el trabajo doméstico y el dinero tiene sentido para ambos.

45. No les diré a mis compañeros qué hacer con sus cuerpos, ni siquiera opinar sobre lo que hacen, a menos que me lo pidan o me afecte directamente.

46. ​​No voy a educar a quien se reúna conmigo en una cita o a mi compañero sobre el feminismo o la justicia social cuando no me apetece.

47. No voy a tratar de transformar a mi pareja o cita en feminista para convertirlos en alguien con quien quiero estar. Solo saldré con la gente con la que quiero estar así como están.

48. Voy a hablar de las cosas hasta más pequeñas que me molestan para que mi pareja tenga toda la información necesaria para entenderme. Voy a ver estas conversaciones como mutuamente beneficioso y no contradictorio.

49. Voy a comprender a mi pareja cuando le haga daño en lugar de defenderme.

50. Si una pareja me está haciendo difícil seguir estas reglas, lo expresaré con el entendimiento de que si nos lleva a romper, es para mejor.