Esta experta nos da 5 claves para reavivar la pasión en el sexo

por

35 posts

Estar en pareja y mantener una vida sexual plena puede verse dificultado por muchos factores, pero con estos consejos puedes luchar contra ello.

Estando en pareja ¿Cuál es la frecuencia sexual considerada normal? ¿Es posible reavivar la pasión después de años juntos? Esta debe ser una de las inquietudes más recurrentes para quienes llevan una vida de a dos.

Por otro lado, cuando preguntamos por sexo, no siempre las respuestas son del todo sinceras, ya que, al igual que el sueldo que podemos declarar, el sexo también tiene mucho de aspiracional y por ende, son respuestas pocos fiables.

sexo

Pero para tener una idea, hace unos años en Estados Unidos, una encuesta global sobre sexo donde participaron más de 50 mil personas mayores de 18 años les preguntó con qué frecuencia tienen relaciones sexuales: un 40% dijo tener sexo 1-3 veces a la semana, un 28% 1-3 veces al mes, un 18% nunca en el último año, un 8% una vez al año y solo un 6,5% 4 o más veces a la semana.

Por otro lado, una reconocida marca de condones también desarrolló su propia investigación y concluyó que la franja etaria que registra mayor número de encuentros sexuales oscila entre los 35 y 44 años. Además, estipuló que la frecuencia masculina de sexo por año son 104 encuentros por año y la femenina, 101 al año, por lo que la diferencia entre géneros es mínima, a diferencia de lo que se podría pensar.

(cc) Sheldon Wood / Flickr

(cc) Sheldon Wood / Flickr

Ante todo esto, los especialistas en la materia, de manera casi unánime, aseguran que no existe lo que se denomina “frecuencia sexual normal” y que en realidad ésta es definida por la pareja, si es que ambos están satisfechos en ese ámbito. Pero ¿qué pasa cuando no es así o cuándo uno de los dos no está del todo contento porque siente que la pasión ha ido decayendo?

Odette Freundlich, Kinesióloga especialista en sexualidad y disfunciones del suelo pelviano y Directora de Centro Miintimidad, explica algo básico que no todas las parejas comprenden: “La pasión del inicio de la relación, obviamente va disminuyendo con el pasar del tiempo, las mariposas que se sentían en el estómago ya no son iguales, pero eso no quiere decir que la pasión murió, sino que se va transformando”.

sexo

“Muchas veces la cantidad no es sinónimo de calidad. Hoy en día con el tipo de vida que llevamos, las parejas llegan cansadas a la casa y los encuentros íntimos ocurren generalmente los fines de semana. Y es mejor disminuir la frecuencia sexual y tener experiencias de calidad que mejorarán la satisfacción y el placer”, agrega.

Y la pregunta del millón: ¿es normal que la frecuencia sexual vaya bajando en una relación de pareja estable? De acuerdo a la especialista, “Es totalmente normal que esto ocurra, pues la explosión hormonal del inicio de la relación, va declinando y estabilizándose con el tiempo”.

Ahora, Freundlich enumera las causas más comunes por las que el deseo sexual en una pareja puede irse a pique:

  • Dispareunia o dolor durante las relaciones sexuales
  • Problemas emocionales o psicológicos
  • Dificultades en la relación de pareja
  • Infidelidad
  • Duelo

Ahora, hay formas en que una pareja puede reavivar la pasión, armando todo un plan estratégico que pueden incluir estos 5 elementos claves:

  • Atreverse a innovar
  • Desarrollar la creatividad
  • Mejorar la comunicación en pareja
  • Trabajar las fantasías sexuales y el imaginario erótico
  • No olvidarse nunca de usar todos los sentidos en los encuentros íntimos

Es justo en el último punto que Odette hace hincapié sobre los beneficios de incluir en el encuentro íntimo de la pareja productos de apoyo como juguetes o también productos de cosmética (aceites de masajes, bálsamos íntimos, intensificadores, lubricantes con aromas y sabores, etc).

“La sexualidad no debe estar enfocada solamente al coito. La piel de nuestro cuerpo esta llena de terminaciones nerviosas y zonas erógenas, que podemos explorar usando todos nuestros sentidos, como el olfato, tacto, gusto, vista, etc. En ese sentido la cosmética colabora despertando la curiosidad por nuevos olores, texturas, sabores”.