Seis consejos para ser realmente feliz sin pareja

por

373 posts

No, no necesitas hacer yoga ni salir a trotar, ni mucho menos buscar romance.

Si te sientes solo en soledad, estás en mala compañía”

Con esta frase el filósofo francés Jean-Paul Sartre nos deja en jaque: si no sabes estar contigo misma, es muy difícil que seas feliz con alguien más.

Estamos en un momento de la historia donde el amor parece desechable: con internet, las aplicaciones y redes sociales, enamorarse, pasarla bien, encontrar compañía es fácil. Lo difícil es que esa compañía se convierta en algo significativo y que no solo sea alguien útil para pasar el rato y que te haga olvidar esas cosas que debes resolver de ti misma.

LoveThisPic

LoveThisPic

No muchos están dispuestos a solucionar todos sus complejos personales, porque puede ser más simple cubrir temporalmente nuestros vacíos con una relación inmediata. Este ciclo de consumir relaciones una tras otra (como muchos hacen) puede generar que te termines desconectando de ti de tal forma que nunca aprendes a estar sola.

Es por eso que te damos estos seis consejos que leímos en Cultura Colectiva para que tu soltería la vivas con felicidad y paz contigo misma. No, no hay que hacer yoga ni salir a trotar.

1. Busca amigos, no amor

© Igor Emmerich/Corbis

© Igor Emmerich/Corbis

Si sales a fiestas y juntas pensando en conocer al amor de tu vida, probablemente no lo pasarás muy bien, no será muy cómodo y (adivina) probablemente no conocerás al amor de tu vida. No se trata de que encierres hasta que el amor te caiga del cielo, pero andas jugando a buscar wally del amor podrías perder de conocer a personas maravillosas. Enfócate en conocer y buscar amigos, porque ¿quién sabe?, tal vez resulta que de alguna de ellas nace la relación que tanto buscabas.

2. Conócete, acéptate, quiérete

(cc) Yen-Kwang Chen / Flickr

(cc) Yen-Kwang Chen / Flickr

Si no disfrutas estar contigo misma, si no te conoces ¿por qué alguien debería hacerlo por ti? Aunque esto puede sonar muy rudo, es cierto. Cuando descubres cuáles son tus cualidades y logras apreciarlas, se nota; el amor propio se refleja y resulta atractivo para quienes te conocen. Piensa en ello no sólo en el plano intelectual, sino también en lo físico. Quiere tu cuerpo, valora tus habilidades, acepta tus defectos y aprende a lidiar con ellos. Si te presentas ante el mundo despreciando tu valor, la gente se va a creer que en serio no lo vales.

3. Jamás finjas ser quien no eres sólo por estar con alguien

(CC) korafotomorgana / Flickr

(CC) korafotomorgana / Flickr

Fingir es demasiado agotador y en algún punto vas a decepcionar a la otra persona. Es mucho mejor que alguien te diga: “Eres súper nerd” y que tú puedas responder: “Sí, ya lo sabía”, a que te digan algo que no eres y que por soberbia no puedas reconocer. Simplemente sé tú misma. El peor consejo o lo peor que te puede pedir alguien es “deberías ser menos como eres”.

4. Conoce a tus demonios

(cc) _theo_  vía Flickr

(cc) _theo_ vía Flickr

Todos tenemos defectos. Y siempre será mejor que conozcas a profundidad a tus demonios antes de presentárselos a alguien más. Identifica y trabaja en lo que no te gusta de ti y hazlo en soledad. Después será mucho más fácil compartir tu “lado B” en una relación. Y créelo: alguien estará dispuesto a amarte con todo y todo.

5. Aprende a decir que “no”

Rain Yokohama

Rain Yokohama

Tienes que saber decir “no” y decirlo en el momento oportuno. No dejes que por desesperación, soledad, obsesión o comodidad te conformes con una persona que te quita tu paz y felicidad. No temas dar tu opinión o decir “hasta aquí”, “esto no me está gustando”, “no quiero seguir con esto”. Tampoco estés en una relación sólo por miedo a lastimar a la otra persona, porque al final terminarán heridos los dos.

6. Ante todo, ¡diviértete!

© Play Buzz

© Play Buzz

¿Qué es lo peor que puede pasar? ¿Que cuando encuentres a alguien resulta no ser el indicado?, ¿Que termine contigo?, ¿Que te engañen o te rompan el corazón? No será la primera ni la última vez que eso ocurra. Que alguien no sea para ti no significa que tú no seas para nadie. Seguro te dolerá un rato, pero el dolor pasa, pero el aprendizaje se queda para siempre. Si tú elegiste estar con esa persona seguro es porque algo necesitabas aprender de ellos, o simplemente porque quisiste. No seas cruel contigo, no te presiones; si no funcionó, al menos asegúrate de haberte divertido.