Canceló su boda e invitó a 170 indigentes a disfrutar su banquete

por

418 posts

Había pagado 30.000 dólares por la comida que no era reembolsable.

Para muchas mujeres tener una boda como en las películas sigue siendo un sueño. Estemos o no de acuerdo con eso, queremos contarles una historia ejemplificadora.

Una novia en Estados Unidos vivió lo peor que le puede pasar a una fanática del matrimonio, el suyo se canceló a horas del evento.

Sarah Cummins se casaría el sábado 15 de julio y habían preparado una fiesta espectacular en el hotel Ritz Charles de Carmel, en Indiana. La recepción contaba con un banquete de primer nivel para 170 personas en el cual tuvo un precio de 30.000 dólares.

En entrevista con independent.co.uk, Sara comentó que “fue devastador”, y que luego de la cancelación tuvo que llamar personalmente a sus invitados; “Me disculpé, lloré, llamé a los músicos, volví a llorar, pero cuando me enteré de que toda esa comida sería arrojada a la basura, me sentí mal”, agregó.

Pero ahora viene la magia. La reserva en el hotel no tenía reembolso entonces la mujer de 25 años tomó una decisión conmovedora. Cummins llamó a los refugios de personas sin hogar en Indianápolis y Noblesville para invitar a los residentes a un banquete muy especial.

La joven había trabajado durante dos años horas extras y ahorrado para este momento, así que no quiso botar a la basura toda esa comida después de tanto esfuerzo. Además de la comida, la novia organizó el transporte para las personas sin hogar a quienes invitó.