La portada de Vogue que aseguró que ser género fluido es usar la ropa de tu novio nos indigna a todos

por

370 posts

La revista de moda se disculpó por “confundir” los conceptos.

Hace unos días la revista de moda Vogue mostró la portada de su edición de agosto: Gigi Hadid y Zayn Malik posan juntos, ambos en traje, donde la revista aseguró en un reportaje que son parte de una nueva generación que abraza el género fluido.

El género fluido significa que no te identificas con un género o identidad sexual, sino que circulas entre varias. Se manifiesta como una transición entre lo que la sociedad comprende como femenino, masculino y neutral y puede que te identifiques con más de un género a la vez. Esto además puede cambiar con el tiempo.

Vogue

“Tomo muchas cosas de tu clóset, ¿Cierto?, pregunta Hadid a su novio. “Sí, pero yo igual, ¿te acuerdas de aquella polera que te robé el otro día?”, replica él. “Me gusta la polera y me queda bien, así que, ¿qué más da? No importa que sea de chica (…) No tiene que ver con el género. Tiene que ver con formas”

Entonces, Vogue cree básicamente que la modelo y el cantante solo por prestarse la ropa mutuamente son género fluido, lo que causó una enorme indignación entre los lectores y miembros de la comunidad LGBT, quienes apuntan a la apropiación cultural que se hace sobre estos temas.

Vogue

Además, en el reportaje destacaron ejemplos de hombres usando perlas y diseñadores que crean trajes para mujeres, sin hacer mención a celebridades que abiertamente se reconocen como género fluido, como Ruby Rose, Steve Tyler o Tilda Swinton. Ok.

Pienso que Vogue está un poco confundido en lo que es la fluidez de género! Usar las poleras de tu novia no te hace género fluido”

Un vocero de la revista salió a pedir disculpas por el reportaje publicado, asegurando, no obstante, que la intención era otra:

La historia tenía la intención de resaltar el impacto que las comunidades no binarias de género-fluido han tenido en la moda y la cultura. Lamentamos que la historia no refleje correctamente ese espíritu, nos perdimos del objetivo. Consideraremos seguir hablando de estos temas, con una mayor sensibilidad”

Claramente, a Vogue no se le entendió para nada su real intención. Esperemos que para la próxima no reduzcan conceptos como éste solo al uso de prendas o hablen de estas comunidades con las mismas comunidades.