Passion Dust, vaginas con glitter y sabor a frutas

por

50 posts

La cápsula ha sido un éxito en EE.UU. a pesar de no tener certificación sanitaria.

Siete dólares cuestan las nuevas píldoras de glitter que han hecho noticia por estos días. Passion Dust es el nombre de un producto que se encuentra en entre dichos debido a que no hay seguridad de sus certificaciones sanitarias.

El producto consiste en unas cápsulas que se introducen en la vagina y a medida que recibe el calor del cuerpo humano comienzan a derretirse. Tras esto el contenido de la cápsula se mezcla con el flujo y además le da sabor dulce a la secreción.

La idea de su creadora, Lola-Butterflie Von-Kerius, es que sea usado para mantener relaciones sexuales más excitantes y satisfactorias. Según la mujer Passion Dust no “induce o crea ninguna sensación física o altera físicamente su funcionamiento sexual. También debería ser perfectamente seguro”. El problema es que esto ella lo confirma solo por su experiencia, pero no existen análisis científicos ni de salubridad en torno al producto.
1499277544390-passiondust

Sin embargo, según Lola cada minuto hay un pedido, lo que hizo que el stock se agotara en menos de una semana. Tuvo que cerrar la venta online por la sobre demanda.

De acuerdo a lo detallado por su creadora se debe introducir la cápsula en la vagina una hora antes del coito para que esté lista cuando el sexo comience.

“Vi una camiseta que decía:”Yo sudo brillo”, y… Pensé, quiero sudar brillo, también. ¿Qué sería una forma segura de brillar desde el interior?”, comentó Lola-Butterflie Von-Kerius al New York Post.

11

En la misma publicación el ginecólogo canadiense Dr. Jen Gunter llama a no usarlo hasta que se hagan las pruebas necesarias. “¿Podría ser un irritante y causar una dermatitis vaginal de contacto? ¡Piense en quemaduras vaginales!”, agrega el experto.

Ahora, lo que nos preocupa es que haya personas que piensan que la vagina debe ser como la casa de los unicornios. ¡Por favor! La realidad no es esa, por qué debemos hacer del cuerpo femenino una utopía. Las mujeres somos seres humanos igual que lo hombres, no tiramos glitter por la vagina cuando tenemos un orgasmo.