Pegging, porque ellos también quieren que les den

por

43 posts

No hay que cerrarse a experimentar. Todos podemos ser activos y pasivos dependiendo la performance que se nos antoje.

Hace rato que venimos todos experimentando con nuestra sexualidad. Los tabúes sobre esta área de la vida aún existen pero nos hemos abierto mucho más que antes a conocer mejor nuestro cuerpo y lo que nos da placer. Mientras haya consentimiento no deberíamos tener problemas y menos morales. Cada pareja tiene sus propias dinámicas.

La nueva alternativa, no tan nueva o nada nueva en realidad, se llama Pegging y se trata de invertir roles. Entonces con esta técnica es la mujer quien penetra al hombre por medio de un arnés que tiene un dildo, algunos tienen doble uno hacia adentro y otro hacia afuera. ¡Así todos disfrutan!

La mayoría de los hombres heterosexuales se niegan a permitir la estimulación anal debido a la ignorancia en la que viven pensando que solo los gay disfrutan de esto y que si ellos lo experimentaran se convertirían en homosexuales. Pero no, no señores, o en realidad no necesariamente tiene que ser así.

A quienes no se hayan enterado les cuento que en el ano masculino a una profundidad de un dedo más o menos se encuentra la próstata a la cual le llaman el “punto G de los hombres”. Si se dan la oportunidad podrían descubrir que la vida es más bella de lo que jamás se han imaginado.

Así que el Pegging es una muy buena alternativa para quienes están dispuestos a hacer más rica su relación y conseguir el orgasmo que nunca sintieron antes.