Chile es un país machista y Romai Ugarte un ciudadano promedio

por

5187 posts

Lo que significa el gesto de felación realizado por el periodista es el claro ejemplo de la mentalidad de muchos en este país cada vez que una mujer es reconocida.

El mundo de la televisión es machista de por sí. Si a eso le sumamos que la participación de mujeres en áreas deportivas es casi nula, no nos extraña el capítulo vivido por uno de los comentaristas de CDF, Romai Ugarte, en medio de la presentación de su compañera, Grace Lazcano.

Ha sido el tema de las últimas horas el gesto del periodista al equipo técnico del programa “En el nombre del fútbol” del canal de cable. Y es que la verdad ¡se pasó!

Muchos ya han visto el video donde Ugarte, al parecer creyendo que no lo estaban enfocando, hace el gesto de felación mientras Pablo Flamm le da la bienvenida a Lazcano quien es “la primera mujer panelista en los programas de televisión (de fútbol) del periodismo chileno”, de acuerdo a las palabras del conductor.

Horas después de lo ocurrido el periodista publicó en su cuenta de Twitter mensajes (que después borró), asegurando que “quería pedir disculpas por el gesto, el cual correspondía a una situación interna con gente detrás de cámara”. Sorprendentemente, la propia Lazcano apareció en LUN apoyando a su compañero; “el tema me puso en una situación muy incomoda. La gente hizo un juicio público hacia Romai. No tengo por qué no creerle. Él sabe que se equivocó con su gesto, independiente para quien fuera. No lo puedo condenar. Es una situación incómoda porque el medio ha sido muy machista y ha sido una lucha constante contra eso”.

Así las cosas, es evidente, que el gesto es una falta de respeto tremenda y no hay que ser vidente para darse cuenta que éste viene justo en el momento en que están hablando de la única mujer del panel. Este es Chile, donde se cuestionan nuestros reconocimientos así, tal cual.

De todas formas, me parece interesante que este hecho se haya convertido en un tema de discusión, prácticamente, a nivel nacional. Antes solo habría sido motivo de risas y bromas, hoy en día es repudiado. Significa que estamos avanzando. Aunque la verdad es que este tipo de tonterías ocurren todos los días en cualquier trabajo, en la calle, en el transporte público, el machismo en Chile está por todas partes. Y la verdad es un asco.